Bayshore Villas

Un nuevo modelo de vivienda inclusiva con un diseño moderno, resiliente y ecológico, de ahorro de energía, fue presentado ayer por parte del desarrollador McCormack Baron Salazar, el secretario del Departamento de la Vivienda, Fernando Gil Enseñat y el presidente del Banco de Desarrollo Económico y también director ejecutivo de la Autoridad para el Financiamiento de la Vivienda, Luis Burdiel Agudo, en Puerta de Tierra.

Se trata de Bayshore Villas, un complejo de 174 unidades de viviendas tipo ‘walk-ups’ o ‘townhouses’, conocidas como viviendas de ingreso mixto, donde el 78% de las unidades está reservado para familias que participan de subsidios de programas de vivienda pública, programas de créditos contributivos o vales de Sección 8, y que ganan un 60 % o menos del ingreso medio del área de localización. Mientras, el restante 22% estará disponible para rentar al mercado libre.

Este nuevo modelo de vivienda inclusiva cuenta con unidades de dos y tres habitaciones que incluyen sala/comedor/cocina, habitaciones con acondicionador de aire y ‘walk in closet’ y dos y medio baños. Las unidades de tres habitaciones cuentan, además, con patio interior o terraza independiente en el tercer nivel con vista a los espacios comunes del complejo.

Asimismo, el complejo localizado a solo pasos de la iniciativa de revitalización de Bahía Urbana, a lo largo de la Bahía de San Juan, contará con sala ‘fitness’, centro de negocios, áreas de juego, estacionamiento con control de acceso, áreas verdes con estaciones de ejercicio al aire libre y espacios comerciales a ser ocupados.

Las residencias, además, vienen equipadas con abanicos de techo, estufa, nevera, microondas, lavaplatos, lavadora, secadora y acondicionadores de aire en cada habitación para controlar el consumo de energía en el complejo, que representó una inversión de $35.5 millones.

Daniel F. Acosta, vicepresidente senior y gerente de proyectos de McCormack, dijo que para el diseño del proyecto se tomó en consideración el plan maestro de Bahía Urbana. “Bayshore Villas está pensado tomando en cuenta los beneficios que Bahía Urbana tendrá en la comunidad en término de empleos y la inyección económica que traerá al municipio de San Juan”.

El proyecto actualmente está en un 70% de su construcción y se encuentra en la etapa de evaluación de solicitudes, en espera de iniciar el proceso de ocupación para finales de agosto.

“Como parte del acuerdo de realojo aprobado por el Departamento de Vivienda federal (HUD) y Departamento de Vivienda de Puerto Rico, cerca de 81 familias que residían en el complejo previamente localizado en estos terrenos tendrán prioridad al evaluarse las aplicaciones durante los primeros 120 días. Este proceso dio inicio el martes 29 de mayo con unos talleres de realojo por parte del agente administrador siguiendo las guías y los requisitos de HUD, basados en el ingreso”, explicó Acosta.

También destacó que se les estará dando prioridad a familias que perdieron su hogar como consecuencia de los huracanes Irma y María, que afectaron la isla en septiembre de 2017, y luego continuarán evaluando las solicitudes de arrendamiento.

“Proyectos como este y Renaissance Square (previamente conocido como Las Gladiolas, en Hato Rey) buscan romper las barreras y dar oportunidad de convivir a familias con distintos estatus socioeconómicos. Parte de la filosofía que compartimos con HUD es hacer una comunidad saludable donde las familias puedan vivir tranquilas y tengan acceso a amenidades que un residencial, como típicamente se construía antes, no ofrece”, explicó Acosta, quien ha trabajado con la empresa desarrolladora por más de seis años y creado miles de unidades de concepto de ingreso mixto.

Acosta sostuvo, además, que aunque el proyecto rompe con la segregación y la marginación cuenta con reglas para la sana convivencia de los residentes de Bayshore Villas que incluye mantener una buena conducta, mantener en orden las áreas comunes y las viviendas en óptimas condiciones.

El Departamento de la Vivienda y McCormack Baron Salazar también son socios en otros dos proyectos de redesarrollo de viviendas en Hato Rey y en Caguas.