Antonio Martorell

El segundo taller del maestro se centra en el bodegón o la naturaleza muerta. >Josian E. Bruno Gómez / EL VOCERO