Bettina

Bettina Mercado

A lo largo de 56 años, la marca Bettina cobró forma hasta convertirse en lo que es hoy: la empresa puertorriqueña líder en venta de esmaltes localmente. Esas casi seis décadas de existencia, las celebra con la colección de aniversario denominada Decades of Color.

La misma consiste de seis nuevas tonalidades y para desarrollarla se remontaron a 1963, cuando Julia Rodríguez y Víctor Mercado lideraban la compañía y esta trabajó su primera serie de esmaltes. En ese entonces, la empresa familiar fue fundada en Mayagüez, como M & J, Inc., y se dedicada a la distribución de cosméticos extranjeros. En 2013 pasó a llamarse Bettina.

Los nombres de esos primeros colores para uñas eran el de Julia y sus dos hijas mayores: Jacqueline y Maritza; y el de Betty, la madre de uno de sus socios. Pero Woltz Italiana, la manufacturera que los importó, los italianizó como Marissa, Julietta, Jackelina y Bettina.

“Cuando llegaron los esmaltes el de mayor venta fue Bettina, que era un crema pastel con brillo perlado. Lo rescatamos para esta nueva colección de la mente de mi mamá (Julia) porque no queda evidencia de cómo era el color”, recordó Bettina Mercado, presidenta de Bettina Cosmetics desde 2008.

Así es como surge Decades of Color, siendo el primero 1960’s Bettina (crema), 1970’s Maritza (amarillo); 1980’s Mikaela (fucsia neón); 1990’s Rocío (vino); 2000’s Jackie (azul); y Timeless Natalia (tornasol).

“El resto de las décadas que ha existido la empresa la representamos con colores de tendencia de esos años. Al tornasol le pusimos Timeless Natalia porque en la década de 2010 mi sobrina murió de cáncer, y es un color etéreo y bien de moda ahora. Todos son nombres de segunda y tercera generación de la familia”, explicó a EL VOCERO.

Hasta el presente y desde que los lanzaron al mercado, a principio de noviembre, el amarillo ha sido de los más vendidos. En 2001 Bettina ocupó la vicepresidencia de la compañía, en 2008 pasó a la presidencia y en 2013 se la compró a sus padres, Julia y Víctor.

“Para mí es una gran alegría y orgullo que por tantos años podamos mantenernos en el primer puesto de ventas de esmalte. Esto considerando la disparidad de fondos de mercadeo que puedo tener en comparación con una empresa multinacional. Eso lo atribuyo a que hemos cuidado nuestra fórmula y lanzado una variedad extensa de colores”, mencionó.

Al presente, tienen 151 tonalidades activas, incluyendo Decades of Color.

“Una de las cosas que más nos catapultó fue dejarle saber a la gente que Bettina es una marca de aquí; hay algo de sentido patrio. Estamos siempre al pendiente de hacer dos lanzamientos al año, casi siempre en verano y Navidad, para estar en lo último con las tendencias de moda”, puntualizó.

De las 151 tonalidades, la de mayor venta es el Top coat (la capa final de brillo transparente), le siguen el blanco matte, el amarillo y el negro.

“Siempre hay nuevas oportunidades de lanzamiento de colores, ya sea añadiendo polvo de cristal, metales o brillo tipo escarcha. Queremos que nuestra marca trascienda y logre la exportación masiva porque estamos en el estado de la Florida desde 2016 y me gustaría llevarla a otros estados con presencia de hispanos, como Texas, Nueva York y Chicago”, adelantó quien además cuenta con productos de maquillaje.

Por lo pronto, están listos para ofrecer la marca a distribuidores en Panamá y República Dominicana.

“Tengo capacidad de abrir un segundo y tercer turno y crear mayor empleo. Mi gran reto es lograr que mi materia primera: botellas de cristal, tapas y brochas se puedan hacer en Puerto Rico porque ahora mismo aquí nadie manufactura cristal. Estoy segura que hay otros que tienen esa necesidad y las tenemos que importar”, precisó.