Voluntarios

El grupo de voluntarios que fue entrenado por The Center for Mind-Body Medicine para ayudar a las comunidades a sanar las heridas emocionales que dejaron los huracanes celebra el fin del curso.

Irma y María causaron estragos emocionales que continúan presentes en la sociedad puertorriqueña a casi dos años del paso de ambos ciclones.

Por ello, la organización The Center for Mind-Body Medicine capacitó a cerca de 70 personas quienes tendrán la encomienda de elevar el bienestar emocional y trabajar con el impacto psicológico que dejaron los huracanes en las comunidades.

“Esto es una realidad que debemos atender con premura. Con este tipo de iniciativa y entrenamiento se les dan las herramientas a unos 100 líderes que podrán atender a sus comunidades con técnicas que han tenido éxito probado”, expresó el presidente de Foundation for a Better Puerto Rico, Dennis Rivera, en comunicado de prensa.

La capacitación a estos líderes se realizó en la isla de Culebra como parte de una alianza que se estableció con Foundation for a Better Puerto Rico, entidad que atiende los esfuerzos de recuperación en esa isla municipio.

El entrenamiento permitirá que estos ciudadanos puedan atender las secuelas físicas y emocionales de los traumas por medio de capacitaciones que promueven la autoayuda y el apoyo grupal. Además, estos se convertirán en entrenadores y pondrán en práctica las técnicas ofrecidas por The Center for Mind-Body Medicine en sus propias iniciativas.

Aportación que lleva 27 años

“Por los pasados 27 años, The Center for Mind-Body Medicine ha llegado a servir de ayuda en lugares como Kosovo, Gaza, Haití e Israel, donde han tenido traumas que afectan a un gran número de personas, convirtiendo estos en traumas colectivos. Hoy podemos decir que Puerto Rico comienza a atender esa necesidad y se encamina a una sanación y a un mejoramiento del bienestar emocional”, añadió Rivera.

Según un estudio presentado en mayo pasado y realizado por Estudios Técnicos y Kaiser Foundation, el 26% de la población de Puerto Rico siente algún tipo de estrés relacionado al paso de los huracanes Irma y María y un 22% de la población requirió servicios de salud mental.

Por ello, el enfoque que utiliza The Center for Mind-Body Medicine es preparar al entrenador con las técnicas como participante, para que luego sea él quien esté a cargo de enseñar y comunicar lo aprendido en las comunidades.

Además, se trabaja la mente y el cuerpo aprendiendo técnicas como la meditación, imágenes guiadas, la bioretroalimentación y la autoexpresión en palabras, dibujos y en movimientos.

Cabe destacar que, gracias a la participación de varias entidades y donantes privados se logró el otorgamiento de las becas a los líderes en su totalidad. Esta es la segunda parte del proceso de capacitación que comenzó en mayo y que tendrá una duración de alrededor de 18 meses e impactará comunidades alrededor de toda la Isla.