paseo
Los residentes ya se han quejado del mal estado del paseo. > Fotos: Nelson Reyes Faría / EL VOCERO

ARECIBO — Quien realiza su rutina de ejercicio en el malecón de este municipio no sabe si tendrá que caminar, correr, saltar o esquivar boquetes y losas rotas.

Durante el recorrido que realizó EL VOCERO en la conocida marginal, se observó el deterioro del suelo en varias zonas. En algunas áreas las losas del piso están quebradas o despegadas; en otras, la acera está levantada, mientras que en otras hay franjas y huecos.

Las decenas de personas que visitan diariamente esta área costera —con vista al océano Atlántico— suelen pasear o ejercitarse tanto en las mañanas como en las tardes. No solo caminan o corren, también hay personas que atraviesan el área en bicicletas, patines o patinetas.

Ciudadanos lamentan abandono

Para Juan Figueroa Villa, quien se ejercita en ocasiones en el malecón, el lugar necesita un mejor mantenimiento, así como mejorar el alumbrado y las áreas designadas para la siembra de arbustos. De igual forma, lamentó que un espacio de recreación tan necesario esté en abandono.

malecón
Así luce parte del malecón.

“El mantenimiento no ha sido constante. En ese sentido yo diría que uno de los aspectos más significativos que el municipio debería atender viene siendo el de la iluminación. Ciertamente se colocaron postes (de alumbrado) en su momento para alumbrar las áreas, pero estos postes no han cumplido con su propósito principal, que es el de alumbrar y al mismo tiempo proveer seguridad a las personas que transiten por ese espacio”, explicó.

Por otra parte, una persona que se ejercita allí diariamente le dijo a este medio, bajo anonimato, que el mantenimiento de la zona no ha sido efectivo.

“Las áreas verdes regularmente las mantienen bastante al día. Pero lo que es el mantenimiento del suelo, lo que es el piso de la marginal, pues muchas veces está lleno de limo. Muchas veces está lleno de residuos de almendras o hay uvas playeras y se llena todo el piso de eso”, expresó.

De igual forma dijo que el alumbrado debe mejorar. Aunque entiende que la nueva administración ha mejorado la zona, todavía quedan áreas bajo penumbra.

Para 2010, el entonces alcalde Lemuel Soto inició el proceso de remodelación de la acera de la Avenida Víctor Rojas para así construir el actual malecón. La obra fue diseñada para fomentar el turismo. Sin embargo, el huracán María destruyó los kioscos de madera y una sección de tablado, además de ocasionar daños en su estructura. De igual forma, las fuertes marejadas han golpeado por los últimos años este lugar.

EL VOCERO solicitó la reacción de la administración municipal, pero no se recibió respuesta al cierre de esta edición.