Quebrada en el barrio Almácigo Bajo, en Yauco.

Quebrada en el barrio Almácigo Bajo, en Yauco. >Suministrada

Los derrumbes y los deslizamientos de tierra en la Isla no cesan. Eso lo saben quienes transitan por la autopista PR-52 entre Cayey y Salinas, que recientemente quedó intransitable. Aracelis Casiano también lo ha sufrido en carne propia cada vez que cae mucha lluvia.

Casiano vive en el barrio Almácigo Bajo, en Yauco. Muy cerca de su residencia hay una quebrada que cada vez se hace más ancha.

“El peligro es que no hay una verja donde está el muro, y por ahí pasan niños y muchas personas y eso ha ido haciéndose más ancho y grande, y aparte de eso nos estamos quedando sin terreno. Eso era bien fino, y se ha puesto bien ancho”, indicó la yaucana.

Además de las inundaciones, el agua arrastra mucha basura, lo que empeora la situación.

“Hace unos años eso se inundó tanto que el agua se le metió a mi abuela en la casa y perdió todo. No ha vuelto a suceder eso, pero se cayeron unos árboles que están tirados en el mismo medio por donde baja la quebrada, las verjas del vecino se han doblado, porque antes había más espacio pero ahora está pegada a la verja”, mencionó Casiano.

Para controlar la situación y evitar la pérdida de terreno, un familiar ha tratado de rellenar el área.

“Mi tío, cada vez que hay deslizamiento, él busca relleno y con guaguas rellena. Pero él no puede rellenarlo todo porque se ha puesto muy ancho”, contó.

Casiano sabe que por ser una quebrada, manejar esta situación le corresponde al municipio, pero indicó que no ha hecho la gestión porque no sabe a dónde puede ir.

“Me han dicho que puedo ir al municipio a averiguar, a ver si por medio del alcalde pueden ayudarnos de alguna manera, pero no he podido averiguar nada. Yo desconozco dónde puedo pedir ayuda. Me preocupa que con las lluvias se siga deslizando el terreno que ya está muy cerca de nuestra casa”, sostuvo.

Personal de la oficina del alcalde de Yauco, Ángel L. Torres Ortiz, indicó que los empleados del municipio están de receso y regresan el próximo lunes, 28 de noviembre. Informaron además, que ese día personal de obras públicas visitará el área de la quebrada para hacer una evaluación.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.