las curias
La planta exótica salvinia molesta se ha convertido en una plaga que ha afectado el ecosistema del lugar. > Fotos: Carlos Rivera Giusti / EL VOCERO

Vecinos de la comunidad Las Curías, en Cupey, se apoderaron del lago en ese sector para llevar a cabo extensos trabajos de limpieza tras la invasión de un helecho acuático que afectó el ecosistema y puso en pausa las actividades recreativas del lugar tras el paso del huracán María, en 2017.

Empero, todavía hay “mucho trabajo” por hacer y el llamado a las agencias del gobierno —específicamente al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA)— no ha caducado, apuntó Luis Crespo, líder comunitario y residente de esta comunidad.

“Este cuerpo de agua, creado en 1946 por el Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos, fue fuente principal de desarrollo en San Juan. Aquí se establecieron negocios y se llevaron a cabo distintas actividades porque el atractivo principal es el lago. Te preguntas entonces, ¿por qué lo dejaron dañar de esta forma?”, cuestionó Crespo en entrevista con EL VOCERO.

Según informó, el helecho acuático salvinia molesta es una planta exótica oriunda de Brasil que Estados Unidos trajo a sus territorios con el fin de “decorar” estos cuerpos de agua. Lo que no se pudo prever fue la rápida propagación de esta planta que impactó negativamente la vida acuática y recreativa del lugar.

las curias 2
El lago es la principal atracción de la comunidad y en donde se practican actividades recreativas, como paseos en kayak.

“Se desapareció la pesca, se dejó la actividad recreativa de paseos en kayak, se afectaron los negocios y tuvimos que cerrar otros lugares. Esto ayudó a la propagación de mosquitos, también. Y se creía que la vida acuática en el lago había muerto porque este helecho no permite el oxígeno que necesita el ecosistema. El lago se forró con esa planta”, explicó Crespo. “Todas las actividades, todas, se vieron afectadas”, puntualizó.

En el recorrido que realizó EL VOCERO se pudo constatar los remanentes de dicha planta en el lago.

Investigadores de la UPR

A principios de esta semana, se dio a conocer que investigadores de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras (UPR-Río Piedras) están trabajando un proyecto para eliminar la salvinia molesta del referido embalse.

El grupo de investigadores está compuesto por Jorge Ortiz, Aurelio Castro, Gustavo Martínez, Rodrigo Díaz y ocho estudiantes.

“El embalse Las Curías muestra claras señales de un proceso conocido como eutrofización, provocado por la entrada excesiva de nutrientes que provienen de la cuenca hidrográfica del embalse (...) La eutrofización ha provocado la propagación excesiva del helecho exótico”, aseguró en declaraciones escritas Xavier A. García López, estudiante graduado que colabora en el proyecto.

De acuerdo con García López, diversas investigaciones en el área sugirieron que la fuente principales de estos nutrientes proviene de zonas residenciales sin alcantarillado sanitario.

Añadió, además, que la expansión del helecho es consecuencia de la descarga ilícita de aguas residuales y el desbordamiento de las alcantarillas luego del huracán María.

 García López comunicó que en el mundo existen tres métodos para frenar la propagación de la salvinia molesta: el biológico, el mecánico y el químico. No obstante, los investigadores que trabajan en el embalse se centran en los métodos biológico y mecánico. 

Ayuda limitada

Los representantes de la comunidad han tocado un sinnúmero de puertas en busca de ayuda para la limpieza del lago y la reactivación de la economía en el sector, y aunque han logrado la limpieza de más del 80% del lago, todavía queda “mucho por hacer”, destacó Crespo.

“Todavía hay partes con la salvinia molesta. Necesito una excavadora que me la vuelven a traer el 2 de agosto, pero el llamado sigue siendo el mismo a Recursos Naturales: necesitamos ayuda”, enfatizó el también asambleísta municipal.

Contó que como parte de la gestión comunitaria, lograron traer a Puerto Rico la especie de escarabajo Cryrtobagous salvinae, que se alimenta específicamente de la salvinia molesta. El escarabajo, añadió, ha sido vital para adelantar la limpieza del lago.

El lago Las Curías operó como fuente de abasto de agua para sectores de San Juan hasta 1982, cuando su caudal se vio insuficiente debido al crecimiento poblacional.

Aunque actualmente sirve más para el ámbito recreativo, todavía es conservado como embalse a utilizarse caso de emergencia, tal como lo sería la situación de extrema sequía.

EL VOCERO solicitó la reacción de Recursos Naturales sobre la posibilidad de ayudar en la limpieza del lado, pero al cierre de esta edición no se recibió respuesta.

Periodista y asistente en Mesa de Información.