carretera
Imagen tomada por Aníbal Bonilla para destacar la falta de drenaje en la transitada carretera. > Suministrada

Cada vez que llueve, se vuelve una pesadilla transitar la carretera PR-174 en Bayamón, pues se forma una “laguna” que tarda días en disiparse, describió Aníbal Bonilla a EL VOCERO.

El reclamo colectivo, señaló, es que las autoridades pertinentes desarrollen un drenaje en el lugar.

El ciudadano, quien vive en una de las urbanizaciones cercanas a esta vía, comunicó la queja a este medio para la sección Mi Comunidad Reclama. Además, levantó bandera por el “posible criadero de mosquitos” que provoca el agua estancada.

“Es un problema. Llevamos años con esta situación… Cada vez que llueve es terrible cruzar esa carretera. Se forma un tapón porque los carros van bien lentos, tratando de cruzar”, explicó Bonilla.

“Se forma una laguna porque no hay drenaje. Después que deja de llover, toda esta agua se queda por días en la carretera. Este problema ha estado aquí por los últimos 10 años”, recalcó.

Sin respuesta

Bonilla indicó que ha procurado presentar la queja ante autoridades gubernamentales, entre ellas el municipio de Bayamón, pero “nunca contestan”.

EL VOCERO también intentó comunicarse con el ayuntamiento, pero la gestión resultó infructuosa.

Periodista y asistente en Mesa de Información.