Brytney Cobia

La doctora Brytney Cobia, en una imagen con su equipo de protección contra el covid-19. 

“Lo siento, pero ya es demasiado tarde”. Esa es la frase que pacientes que se encuentran en cuidados intensivos están recibiendo cuando piden desesperadamente que les apliquen una vacuna contra el covid-19. 

"Estoy ingresando en el hospital a jóvenes sanos con infecciones por covid muy graves", escribió la doctora Brytney Cobia en un post en redes sociales. 

"Una de las últimas cosas que hacen antes de ser entubados es suplicarme por la vacuna. Les tomo la mano y les digo que lo siento, pero que ya es demasiado tarde".

Según la doctora Cobia, todos sus pacientes de covid-19 no estaban vacunados, excepto uno.

Su paciente vacunado, sólo ha necesitado un poco de oxígeno y se espera que se recupere totalmente. Otros de sus pacientes están muriendo.

La doctora Cobia trabaja en el Centro Médico Grandview de Birmingham, en donde hay disponible tres vacunas contra el covid-19 disponibles desde hace meses. 

Sin embargo, el estado de Alabama, donde se encuentra este hospital, es el último en todo Estados Unidos en cuanto a la tasa de vacunación. 

Allí, sólo un 33.7% de la población está totalmente vacunada. En Puerto Rico se han administrado 3,837,376 dosis de la vacuna contra el covid-19 divididas en 2,110,063 personas con al menos una dosis y otros 1,837,062 completamente vacunados. Sólo el 56,2% de los estadounidenses se ha vacunado al menos una vez, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades.

El número de casos y hospitalizaciones por covid-19 está aumentando de nuevo debido a la velocidad con la que se propaga la variante Delta del virus, mucho más contagiosa.

"En 2020 y a principios de 2021, cuando la vacuna no estaba disponible, era una tragedia tras otra", dijo Cobia al sitio AL.com. "Tantas personas que hicieron todas las cosas correctas, y sin embargo llegaron gravemente enfermos y murieron", recordó.

Las hospitalizaciones y las muertes en Estados Unidos son casi todas entre personas no vacunadas. Pero los casos de covid-19 casi se han triplicado en Estados Unidos en dos semanas, en medio de una avalancha de desinformación sobre la vacuna que está poniendo a prueba a los hospitales y agotando a los médicos. 

El promedio de los últimos siete días de nuevos casos diarios aumentó en las últimas dos semanas a más de 37,000 este martes, frente a los menos de 13,700 del 6 de julio, según datos de la Universidad Johns Hopkins. 

Debido a estos datos, el presidente Joe Biden ha clasificado a la pandemia como una pandemia de personas no vacunadas y expresó su frustración por cómo se ha frenado el proceso de vacunación contra el covid-19 y pidió a quienes no lo han hecho que se vacunen contra el virus, que está resurgiendo.

Joe Biden

Joe Biden a punto de viajar a Cincinnati donde respondió preguntas sobre el covid-19. (AP Photo/Andrew Harnik)

En un discurso en Cincinnati anoche, Biden dijo: "Tenemos una pandemia para los que no se han vacunado: es así de básico, así de simple".

"Si te vacunas, no vas a ser hospitalizado, no vas a estar en la unidad de cuidados intensivos y no vas a morir", explicó Biden. 

No es el caso de los pacientes de la doctora Cobia. "Unos días más tarde [tras ser hospitalizados], cuando los declaro fallecidos abrazo a sus familiares y les digo que la mejor manera de honrar a su ser querido es ir a vacunarse y animar a todos sus conocidos a hacer lo mismo", dijo en Facebook. 

"Lloran. Y me dicen que no lo sabían. Pensaban que [el virus] era un embuste. Pensaron que era algo político. Pensaban que por tener un determinado tipo de sangre o un determinado color de piel no se pondrían tan enfermos. Pensaron que era "sólo la gripe". Pero estaban equivocados. Y desearían poder volver atrás. Pero no pueden. Así que me dan las gracias y van a vacunarse. Y yo vuelvo a mi oficina, escribo su nota de defunción y rezo una pequeña oración para que esta pérdida salve más vidas", destacó en el conmovedor mensaje.

"Intento no juzgar a nadie cuando recibo a un nuevo paciente de covid que no está vacunado, pero realmente empiezo a preguntarles: '¿Por qué no te has vacunado? Y se los pregunto directamente, de la manera menos crítica posible", dijo. "Y la mayoría de ellos son muy sinceros” y citan información que vieron en redes sociales. 

La médica contó que "la única pregunta que siempre les hago es: ¿le has pedido cita a tu médico de cabecera y le has pedido su opinión sobre si debes o no recibir la vacuna? Y hasta ahora, nadie ha respondido que sí a esa pregunta".