Estadio Roberto Clemente Walker

El estadio Roberto Clemente Walker sufrió serios daños tras el paso del huracán María en 2017.

La remodelación del estadio Roberto Clemente Walker, de Carolina, está en su etapa final luego de los estragos ocasionados por el huracán María en 2017.

El alcalde del Municipio Autónomo de Carolina, José Aponte Dalmau, informó que ya están cerca de la “restauración total” del icónico parque.

“Ver este estadio luego del huracán, todo esto inundado de agua, una grama artificial que habíamos acabado de instalar y aún no la habíamos estrenado, y ver la destrucción masiva que tuvo, para nosotros fue un shock de tristeza. Sin embargo, gracias a la ayuda de FEMA y al dinero que hemos recibido, estamos ya sobre un 90 por ciento de la restauración total de esta estructura icónica”, expresó Aponte Dalmau.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) anunció el miércoles la aprobación de una obligación de alrededor de $18.4 millones para el Clemente Walker.

Estos fondos federales están destinados para realizar reparaciones permanentes en la instalación deportiva municipal.

Los trabajos de reparaciones en el estadio incluyen la remoción y reemplazo de asientos, luminarias y vallas y mallas de seguridad, el marcador, el sistema eléctrico, el transformador, las zonas de arcilla del campo de béisbol, los barandales de las escaleras y los bancos de madera.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

De los fondos asignados, cerca de $1.2 millones están destinados a la mitigación de riesgos para prevenir daños futuros, como instalar vidrio templado y reforzar el pavimento geotextil, entre otros.

“Reconocemos que el deporte es una herramienta fundamental para brindar calidad de vida a nuestras comunidades. Nos complace contribuir por medio de asignaciones de fondos para las mejoras de instalaciones como este icónico estadio, en apoyo al espíritu deportivo de nuestra gente. Colaboramos también a que Puerto Rico pueda ser sede de eventos locales e internacionales en distintas disciplinas deportivas”, comentó, por su parte, el coordinador federal de Recuperación de Desastres para Puerto Rico, José G. Baquero.

El estadio Roberto Clemente Walker es el hogar de los Gigantes de Carolina en la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente (Lbprc), que esperan regresar esta temporada.

La pasada campaña, la novena optó por no jugar, ya que se prohibió la presencia de público en los parques debido a la pandemia del covid-19. Los Gigantes reciben fondos municipales.

También, el estadio – nombrado en honor a una de las glorias del béisbol puertorriqueño y construido en 2001 – alberga los torneos preparatorios de las ligas infantiles de Carolina. Es, además, el centro de acopio (en caso de algún desastre natural) y vacunación.