Serie Mundial

El primera base de los Dodgers, Max Muncy 913) celebra su jonrón solitario en el quinto episodio. 

Esta vez no hubo drama.

Los Dodgers de Los Ángeles se colocaron a un juego de ganar la Serie Mundial luego de vencer el domingo 4-2 a los Rays de Tampa Bay en el quinto juego disputado en el Globe Life Field, de Texas.

A diferencia del cuarto juego celebrado el sábado por la noche, en el que los Rays dejaron en el terreno a sus rivales en un loco final, el bullpen de los Dodgers cumplió con su trabajo para tomar ventaja 3-2 en el Clásico de Otoño.

El sexto juego será este martes.

Corey Seager, Cody Bellinger y Joc Pederson atacaron temprano al estelar pitcher abridor de los Rays, Tyler Glasnow, para tomar una rápida ventaja de 3-0 entre el primer y segundo inning.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Tampa Bay reaccionó en el tercero con un ramillete de dos carreras frente el as zurdo Clayton Kershaw gracias a un triple de Yandy Díaz y un sencillo remolcador de la sensación cubana y uno de los héroes del histórico cuarto juego, el novato Randy Arozarena.

Los Dodgers, sin embargo, ripostaron con una anotada más en la parte alta de la quinta entrada tras un jonrón solitario de Max Muncy.

La novena angelina desperdició el sábado una ventaja de 7-6 con dos outs en el noveno inning luego que Brett Phillips empatara el juego con un sencillo ante Kenley Jensen y que resultó ser el batazo decisivo cuando los Dodgers pifiaron dos veces, permitiéndole a Arozarena anotar desde segunda para guiar a los Rays a una victoria que empató la Serie Mundial a dos triunfos por bando.

Los Dodgers buscarán el martes conquistar su primer título desde 1988.