Albergue Olímpico

El Albergue Olímpico, ubicado en Salinas, sufrió daños menores en su infraestructura tras los sismos registrados la pasada semana. 

El Albergue Olímpico, ubicado en Salinas, bien pudiera servir como refugio para los damnificados de los sismos registrados la semana pasada en el área suroeste de la Isla.

Sin embargo, la institución deportiva y recreacional que acoge la Escuela de la Comunidad Especializada en Deportes del Albergue Olímpico (Ecedao) se quedó el pasado sábado esperando por que los ingenieros estructurales contratados por el Departamento de Educación (DE) inspeccionaran el plantel escolar.

“Esperábamos que el sábado pasara la gente de Educación para evaluar el hospedaje, porque la visita estaba planteada para ese día, pero no vinieron. Estamos esperando y pendiente para que hagan una evaluación completa”, señaló el director ejecutivo del Albergue Olímpico, Ramón Álvarez a EL VOCERO.

De acuerdo con Álvarez, el Albergue Olímpico sufrió daños menores en su infraestructura.

“Tuvimos una pequeña fisura en una de las piscinas (de calentamiento) —que por suerte no estaba vacía—, y el museo (olímpico) tiene unas grietas y unas áreas que hay que darle servicio en términos de las paredes”, explicó el otrora director del Departamento de Alto Rendimiento (DAR) del Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur).

Álvarez informó que el Albergue Olímpico ya cuenta con servicio de energía eléctrica y que está en la mejor disposición —una vez se inspeccione— de servir como refugio en caso de que sea necesario.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

De hecho, durante la emergencia y trabajando con generadores eléctricos, la institución le brindó servicio a dos remeros argentinos así como al boricua William Purman. Además, el fin de semana pasado atendieron a atletas de voleibol, escopeta, karate-do y gimnasia.

“Nosotros estamos dispuestos y disponibles para dar días familiares que ayuden y aporten a los refugiados. También hablamos con la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF), que tiene 11 proyectos de Fútbol For School en esa área del suroeste, para recibir a los muchachos en el área del Albergue”, sostuvo Álvarez.

“El Albergue tiene una responsabilidad social y un compromiso con el País. Es cuestión de coordinar todo”, aseguró.

El Albergue Olímpico recibió a finales del año pasado una asignación de $4 millones —suma que había dejado de recibir en 2017 y 2018— luego de estar operando con dos millones de dólares anuales.