André Curbelo

El puertorriqueño André Curbelo driblea el balón ante la defensa de la Universidad de Indiana en la NCAA. 

André Curbelo Rodríguez no lo piensa mucho al reconocer que tenía expectativas conservadoras a su llegada a Estados Unidos, al menos en un principio.

El canastero puertorriqueño pensaba que sería difícil ajustarse al estilo de juego de la NCAA y que ese proceso de adaptación le tomaría mucho más tiempo de lo previsto.

Pero ahora que está vistiendo el uniforme de la Universidad de Illinois, el joven prospecto ha notado que todo es distinto en sus primeros pasos en la prestigiosa liga colegial.

Curbelo Rodríguez ha llamado la atención en sus pininos en la liga, donde mantiene promedios de 9.9 puntos, 3.6 rebotes y 4.4 asistencias en alrededor de 20 minutos de acción en diez juegos.

“Yo no pensé que iba a hacer lo que estoy haciendo. Pensé que sería difícil ajustarme, pero gracias a Dios no fue así. Me dije que tenía que trabar duro para que eso no pase y eso es lo que he estado haciendo, y gracias a Dios he tenido un buen comienzo. He trabajado para eso y hay mucho espacio para mejorar”, relató Curbelo en entrevista telefónica con EL VOCERO.

Illionis mantiene récord de 7-3 y retornará al tabloncillo hoy –después de tres días de descanso– para enfrentar a la Universidad de Purdue.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Mientras, Curbelo Rodríguez se mantiene como el segundo mejor jugador de Illinois en el departamento de asistencias, detrás de las 5.2 que reparte por juego el también armador con tres temporadas en la liga, Ayo Dosunmu.

“Me siento súperbien, contento con lo que he hecho. No todos los ‘freshman’ tienen la oportunidad de jugar minutos de básicamente inicialista. Esto es lo que quería y saber que lo estoy haciendo es un orgullo”, expresó.

El jugador natural de Vega Baja llegó a liderar el departamento de asistencias de la conferencia Big 10 de la NCAA con promedios de 6.8 por juego y suena incluso entre los favoritos para el premio de “Freshman” del año.

Pero tantos halagos – que lo ponen incluso como el próximo boricua en la NBA– no es una presión para Curbelo Rodríguez.

“Yo lo tomo de motivación y agradecimiento. Estoy enfocado. Sé en lo que soy bueno, sé todo lo que tengo que mejorar. Por eso estoy agradecido del apoyo de los fanáticos y de mis familiares, pero trato de no prestarle tanta atención porque me puede llevar a conformarme como jugador”, concluyó.

El duelo del sábado entre Illionois y Purdue podrá ser visto por Big Ten Network a partir de las 7:00 de la noche.