Brian Negrón

Brian Negrón realiza un acomodo durante la práctica de ayer de la selección boricua en Lima.

LIMA, Perú — El camino hacia el podio panamericano no será fácil para la selección nacional masculina de voleibol.

Con una escuadra integrada en su mayoría por jugadores jóvenes, Puerto Rico deberá arrancar hoy con el pie derecho para mantener intactas sus opciones cuando debute frente al país anfitrión, Perú, en el inicio del torneo de voleibol masculino en los Juegos Panamericanos. El partido está pautado para la 1:30 p.m. (hora local).

“Este primer partido vamos a tomarlo como lo que es, como una gran competencia y como un buen momento para seguir desarrollándonos como grupo. Perú es un equipo que viene preparándose bien estos últimos años para la competencia. Es muy simbólico para ellos y muy importante para nosotros”, resaltó el dirigente boricua Oswald “Ossie” Antonetti a EL VOCERO.

Los boricuas tuvieron que madrugar para estrenar a primera hora de la mañana de ayer la sede del evento en la Villa Deportiva Regional del Callao.

Allí soltaron un poco los brazos y las piernas, y afinaron varios detalles tácticos en un juego de práctica.

“Llegar acá a Perú cinco días antes nos ha ayudado mucho a ajustar —quizá técnicamente— las expectativas y sistemáticas del partido”, comentó Antonetti, cuyo equipo tuvo la oportunidad de foguear exitosamente contra Chile y Estados Unidos. “Hemos logrado exprimir cada minuto de trabajo y recuperación, y la verdad es que hemos crecido como grupo respetando los procesos”, abundó.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Además de enfrentar a Perú, el sexteto boricua chocará mañana contra Cuba, a las 3:30 p.m., y el viernes, a la 1:30 p.m., cierra la fase preliminar del Grupo A ante Argentina, una de las principales potencias del voleibol, que vendrá con una escuadra diferente a la que presentará en el torneo preolímpico del próximo mes.

El Grupo B está compuesto por Brasil, Estados Unidos, Chile y México. “Tener una expectativa más allá de la primera ronda va a depender mucho de cómo logremos seguir desarrollándonos como grupo y ver cómo vienen Cuba y Argentina. El nivel competitivo aquí es abrumador. Estamos hablando de un nivel mundialista muy alto, pero nuestros jugadores están al nivel tanto a nivel individual como por el planteamiento técnico que le estamos dando”, afirmó Antonetti.

Por su parte, el libero Dennis del Valle aseguró que el combinado boricua está más unido que nunca. “Los ánimos están bien ‘high’. Estamos todos locos que sea mañana (hoy). Estamos preparados para jugar primero con Perú”.

"Estoy seguro que ellos piensan que nos van a dar el palo, pero nosotros estamos listos para darle una batalla buena. Queremos medallas. Esa es la primera razón por la que estamos aquí, aunque sabemos que el camino no será fácil. Argentina siempre viene bien preparado y los cubanos traen mucha fuerza a la cancha. Pero estamos bien unidos y enfocados. La bola es redonda”, apuntó.