Héctor "Boliche" Ortiz

Héctor “Boliche” Ortiz está dirigiendo a los Atenienses de Manatí en el regreso de la franquicia a la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente (Lbprc).

Así como el sueño de todo pelotero es alcanzar las Grandes Ligas, para cada mánager su anhelo sería dirigir una novena a ese nivel.

Pero desde que las diferentes organizaciones le han brindado la oportunidad a puertorriqueños y otras han considerado a dirigentes del patio para ocupar las plazas, la esperanza para quienes laboran con un equipo de las Mayores crece aún más.

Ese es el caso de Héctor “Boliche” Ortiz, quien lleva tres temporadas destacándose como coach de primera base con los Vigilantes, de Texas.

“Uno piensa que habrá la oportunidad, especialmente ahora que se la están dando a personas que no han tenido mucha experiencia en las Grandes Ligas”, reconoció Ortiz a EL VOCERO.

Ortiz tomó de ejemplo la contratación del exjardinero boricua Carlos Beltrán para pilotear a los Mets de Nueva York, resaltando las cualidades del manatieño quien se retiró de los diamantes luego de conquistar un anillo de Serie Mundial en 2017. 

“Beltrán es un buen líder. Tiene unas cualidades de liderazgo increíble. En mi opinión, eso es lo que buscan. Cómo trabajas con 30 personalidades diferentes, y cómo las mantienes unidas”, comentó.

Además de Beltrán, Alex Cora asumió el puesto con los Medias Rojas de Boston en 2018 llevándolos a ganar el cetro. Charlie Montoyo entró como dirigente de los Azulejos de Toronto un año más tarde. Y Dave Martínez, de ascendencia boricua, también lleva dos años al frente de los Nacionales de Washington y este año ganó la Serie Mundial. 

Ortiz, exreceptor de Grandes Ligas, actualmente dirige a los Atenienses de Manatí en la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente (Lbprc). Es su segunda oportunidad al frente de una novena luego de dirigir a los extintos Leones, de Ponce, durante la temporada 2012-13.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Así que su deseada oportunidad de regresar al béisbol invernal será una de mucha experiencia.

“Hace unos cuatro o cinco años que no venía. Se me apareció la oportunidad y más como dirigente así que la acepté. Tengo planes personales de que algún día se me dé la oportunidad como se le han dado a otros boricuas, y ahora que estamos calientes en eso”, dijo.

“Encuentro que es beneficioso (dirigir en la Lbprc). Estas experiencias son importantes y buenas por si algún día se le da la oportunidad de ir a entrevistas por lo que ya saben que tengo experiencia como dirigente”, concluyó.