South Korea Fans To Return

En foto de archivo del 5 de mayo de 2020, porristas del equipo SK Wyverns en un encuentro ante el Hanwha Eagles en Incheon, Corea del Sur. 

SEÚL — El liga profesional del béisbol de Corea del Sur pedirá a los aficionados que porten mascarillas y que se sienten dejando un espacio entre personas, cuando se alista para permitir el ingreso de espectadores a sus estadios en las próximas semanas en medio de la pandemia de coronavirus.

La KBO anunció el martes que los aficionados no tendrán permitido comer en las gradas. En un inicio, los equipos podrán vender el 30% del aforo para cada juego, una cifra que podría incrementar al 50% dependiendo del progreso del país en los esfuerzos para contener el virus. Esto de acuerdo a los planes de la liga.

Se le realizarán pruebas de temperatura a los espectadores. Se les desalienta a gritar, cantar y animar durante los partidos para prevenir el contacto y dispersión de las partículas, indicó la KBO.

Además, para evitar el comportamiento agitado, se prohibirá la venta de cervezas. Los aficionados sólo podrán beber agua o bebidas sin alcohol.

Sólo podrán adquirir sus boletos con tarjeta de crédito para que las autoridades de salud puedan localizar fácilmente a la persona en caso de ser necesario. Corea del Sur rastrea a los infectados con la información de la tarjeta de crédito, localización del teléfono celular y vigilancia de las cámaras de seguridad.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Si se llegara a confirmar que un aficionado contrajo COVID-19 durante un partido, la KBO inmediatamente suspenderá el juego y cerrará el estadio para su sanitización, mientras las autoridades de salud buscan el contacto de la persona. Los jugadores y el equipo serán sometidos a pruebas de ser necesario.

Si jugadores o integrantes del equipo se infectan, la liga cerrará las instalaciones que visitaron por al menos dos días, pero se seguirá jugando de de ser posible. Sin embargo, si el infectado tuvo contacto con más de seis personas o hay otros riesgos de transmisión, la KBO llevará a cabo un reunión de emergencia con los directivos para determinar si deben suspender la liga por un mínimo de 21 días.

La KBO se convirtió en una de las primeras de las grandes competencias deportivas en volver a la acción en mayo, pero sin aficionados en las gradas. Las butacas han sido ocupadas con pancartas, muñecos e imágenes de los aficionados con el fin de darle ambiente festivo.

Las autoridades de salud y directivos del ministerio de deportes realizan consultas sobre medidas preventivas al gestionarse planes para el retorno de los aficionados al béisbol, fútbol, golf y otros deportes. Los planes podrían ser anunciados esta semana.