Messi

Lionel Messi celebra después de anotar el sábado su segundo gol frente al Nápoli en el partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones. 

BARCELONA — El Barcelona no está inquieto por la lesión que Lionel Messi sufrió en el partido de la Liga de Campeones contra el Napoli.

Messi acabó tocado en el pie izquierdo por una fuerte entrada de Kalidou Koulibaly durante el primer tiempo de la victoria 3-1 ante el conjunto italiano el sábado. La acción derivó en un penal a favor del Barcelona.

El astro argentino recibió tratamiento por parte de los doctores durante varios minutos, pero pudo completar el partido en el estadio Camp Nou.

Con un fuerte hematoma en la parte posterior del pie, Messi no se ejercitó el domingo. El club informó que no se trata de una dolencia de importancia y confía que con suficiente reposo estará en condiciones óptimas para jugar el próximo viernes ante el Bayern Múnich en Lisboa por los cuartos de final.

“Tiene un golpe fuerte, lo he visto bien”, dijo el técnico azulgrana Quique Setién tras el partido contra el Napoli. "Habrá que tratarlo pero no creo que haya problema para que pueda jugar”.

Messi, máximo goleador azulgrana esta temporada, firmó un tanto de antología para el segundo del Barcelona el sábado.

El Barcelona busca su primer título de la Champions desde 2015.