AUSTRALIA

La australiana Ashleigh Barty se ríe durante una entrevista tras su victoria sobre la checa Petra Kvitova en su partido de cuartos de final del Abierto de Australia, en Melbourne, Australia, el martes 28 de enero de 2020. (AP Foto/Lee Jin-man)

Ash Barty estaba un paso más cerca el martes de poner fin a una sequía de cuatro décadas para los australianos en su Grand Slam.

Barty, primera cabeza de serie, salvó puntos de set en el 11mo juego y en el tiebreaker antes de aprovechar su inercia contra la bicampeona de Wimbledon Petra Kvitova, y se impuso 7-6 (6), 6-2 en cuartos de final del Abierto de Australia.

La local se enfrentará ahora a Sofia Kenin, que llegó a semifinales de un major por primera vez tras derrotar 6-4, 6-4 a Ons Jabeur, 78va preclasificada.

Hay mucha expectación en torno a Barty, que aspira a convertirse en la primera mujer australiana desde Chris O'Neil, en 1978, que gana el Abierto de Australia.

El primer major de la década podría poner fin a una espera de 42 años. Ningún hombre australiano ha ganado desde 1976.

Barty creía que podría ignorar la presión. Antes del primer major de la temporada ganó en Adelaida su primer título en casa.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

"No voy a tener más que una sonrisa en el rostro cuando salga a esta cancha", dijo.

Kenin y Jabeur disputaban por primera vez los cuartos de final en un major.

Para Kenin, nacida en Moscú pero que se mudó a Estados Unidos cuando era un bebé y creció en Florida, el grado de dificultad solo irá a más.

"Estoy emocionada. Por supuesto, ella juega en casa, de modo que es un poco diferente", dijo Kenin. "He jugado con muchas grandes. Creo que no he jugado con ninguna grande con su público. Obviamente será un ambiente distinto. Pero es emocionante. Estoy deseándolo".

En los cuartos de final masculinos, Roger Federer se enfrentaba al estadounidense Tennys Sandgren, 100mo preclasificado, y el ganador de siete abiertos de Australia, Novak Djokovic, se enfrentaba por la noche al canadiense Milos Raonic.