Eddie Rosario

Eddie Rosario celebra el triple que conectó en el quinto inning el domingo. 

Hace dos años, Eddie Rosario tuvo la oportunidad de lograr la hazaña que hoy festeja. Pero el batazo oportuno nunca llegó.

Ahora, el guardabosque puertorriqueño de los Bravos de Atlanta no puede sentirse más orgulloso de sí mismo después de lograr – por fin – una de las hazañas más difíciles en el béisbol de las Grandes Ligas: batear para el ciclo.

Un día después de conectar un sencillo, un doble, un triple y un jonrón en el mismo partido, Rosario reaccionó emocionado de convertirse en el pelotero número 334 que logra esa rara hazaña.

“Es bien emocionante porque hacer una de las cosas más difíciles del béisbol hace que uno se sienta orgulloso. Es algo que se queda para el recuerdo y en la mente de uno para siempre. Para eso es que uno juega pelota, para hacer cosas que casi nunca se logran”, expresó Rosario a EL VOCERO.

El pelotero guayamés, a quien Atlanta adquirió de los Indios de Cleveland el 30 de julio, disparó un doble en la segunda entrada y un triple en la tercera. Sacudió un bambinazo en la séptima y luego un sencillo en la novena para que los Bravos blanquearan el domingo 3-0 a los líderes de las Grandes Ligas, Gigantes de San Francisco.

Rosario bateó para el ciclo con apenas cinco lanzamientos, la cantidad más baja para un pelotero, según la data que recopila el portal de Baseball Reference.

“Hace años yo estuve en esa misma posición y tuve dos oportunidades (al bate) de dar un hit y completar el ciclo. En aquella ocasión traté de hacer menos para poder dar el hit y ahora dije: ‘Voy a hacer lo que sea. Voy a hacer swing y salió el hit’”, relató Rosario.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

“Rápido pensé lo orgulloso que me sentí. Es un logro que deseaba en ese momento”, agregó.

Rosario comentó que más allá de las habilidades y la suerte que se necesita para batear para el ciclo, el parque de los Gigantes, el Oracle Park, le ayudó a completar la faena.

“Estaba en el parque correcto”, dijo.

Este se convirtió en el primer zurdo y el séptimo puertorriqueño en batear para el ciclo. La lista incluye a Iván de Jesús (1980), Cándido Maldonado (1987), John Valentín (1996), José Valentín (2000), Bengie Molina (2010), Alexis Ríos (2013) y Rosario (2021).

Rosario también se convirtió en el segundo jugador de Atlanta en un mes que consigue el ciclo. Freddie Freeman había sido el anterior jugador de los Bravos que había conseguido el ciclo: el 18 de agosto en la visita de los Bravos a Miami.

“Esa bola (del hit) va para casa”, adelantó Rosario. “Allí tengo la bola de mi primer jonrón, mis primeros bates, unas camisetas y varias cosas más”.

Entretanto, el boricua y sus Bravos buscarán asegurar su boleto a la postemporada como los líderes de la División Este en la Liga Nacional, con récord de 77-70.