Beverly Ramos

Beverly Ramos buscará hacer la marca mínima olímpica de dos horas, 29 minutos y 30 segundos (2:29:30). 

Aunque cambió de escenario, la meta sigue siendo la misma para Beverly Ramos.

La fondista puertorriqueña correrá este domingo en Italia con el objetivo de conseguir la marca mínima a los Juegos Olímpicos de Tokio en la prueba del maratón femenino.

En vez de viajar a la Pampa, en Argentina, Ramos tomó este lunes un nuevo rumbo hacia la ciudad italiana de Siena, en Tuscana, donde correrá el Xiamen Marathon & Tuscany Camp Global Elite Race.

“Realmente fue un cambio de planes porque originalmente yo iba a correr la carrera de Argentina el día 18, pero hubo unos cambios por parte del gobierno argentino, que impuso cierre de fronteras con algunos países. También añadieron cuarentena para los atletas extranjeros por una semana. Y eso fue algo que cambió mis planes. Consulté primero con mi entrenador (Michael Smith) porque no era un escenario ideal ni tampoco para el deporte que yo hago. Y cuando tú vas en busca de la marca de tu vida (ese cambio) no va de acuerdo al plan, así que hicimos el cambio de competencia y el Comité Olímpico (de Puerto Rico) apoyó mi decisión”, explicó Ramos a EL VOCERO.

La carrera en Italia a la distancia de 42.0975 kilómetros (km) se hizo en colaboración con el Maratón de Xiamen, en China, que se canceló, el Campamento de Toscana, la World Athletics y la Asociación Italiana de Atletismo como clasificatorio olímpico para Europa.

Ramos, de 33 años, buscará hacer la marca mínima olímpica de dos horas, 29 minutos y 30 segundos (2:29:30) en una de las pocas carreras disponibles para ponchar el boleto antes de las Olimpiadas.

La fondista natural de Trujillo Alto estableció el pasado 20 de diciembre un nuevo récord nacional de 2:33:09 en el Marathon Project, que se celebró en Arizona.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

“Estoy contenta que nuevamente tenga una oportunidad en mis manos, que yo sé que muchos atletas no la van a tener. Muchas corredoras y muchos corredores que iban a ir a Argentina no van a tener esta oportunidad ahora mismo de tener un maratón y optar por su clasificación olímpica”, señaló la múltiple medallista. “Así que estoy alegre y voy a aprovecharla al máximo”.

Ramos aseguró que tuvo una sólida preparación para su segunda prueba de maratón en tres meses y medio.

“La preparación salió súper. Estoy bien contenta con todo el trabajo que hice y yo sé que menos de 2:33 va a ser. De eso estoy bien segura. Lo menos que me encantaría realizar es volver a mejorar el registro del Marathon Project y aspirando a algo más grande que es el 2:29:30 que nos exigen para Tokio. Así que, enfocada en esa meta que tenemos ahí. La meta sigue siendo la misma. Aunque hemos cambiado de escenario, hay que hacer el mismo tiempo”, sostuvo Ramos.

Ante la falta de carreras para la prueba del maratón esta será la última oportunidad para Ramos de asegurar su clasificación olímpica mediante la marca mínima. La otra oportunidad es mediante la acumulación de puntos en el ranking mundial.

“Esto es lo que es”, sentenció la atleta boricua. 

La fecha límite para clasificar es el 30 de mayo.