Tom Brady nunca ha sabido lo que es jugar en la última temporada de un contrato en su carrera de 20 años en la NFL, y la estrella de los Patriots de Nueva Inglaterra no lo vivirá en la próxima campaña.

Brady, que el sábado cumplió 42 años, está cerca de firmar una extensión de contrato de dos temporadas por 70 millones de dólares, un trato que se alargará hasta 2021 y que incluye un enorme aumento para esta campaña, indicó a The Associated Press una persona al tanto de las negociaciones ayer.

La persona, que habló con la AP a condición de mantener el anonimato debido a que los Patriots no han anunciado oficialmente la extensión, confirmó el reporte de NFL Network sobre el contrato de Brady.

Brady obtendrá un aumento de ocho millones de dólares para 2019, campaña en que ganará 23 millones. La extensión también le generarán ingresos de 30 millones para 2020 y 32 millones para 2021, cuando tendría 44 años.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Brady, quien guió a los Patriots a un triunfo de 13-3 sobre los Rams de Los Ángeles en el Super Bowl 53, es uno de solo cuatro jugadores que han ganado seis títulos de la NFL. Los otros tres jugaron para equipos de Packers de Green Bay dirigidos por Vince Lombardi en la década de 1960: los miembros de Salón de la Fama Herb Adderley y Forrest Gregg y su compañero de equipo, Fuzzy Thurston.

Brady y los Patriots iniciarán la defensa de su más reciente título de Super Bowl frente a Pittsburgh el 8 de septiembre.