McWilliams Arroyo

McWilliams Arroyo se encontraba entrenando en Fajardo al momento del aplazamiento. 

La pelea entre el púgil boricua McWilliams Arroyo y el campeón peso mosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el mexicano Julio César Martínez, será real, aunque no se podrá celebrar tal como estaba pautada.

Originalmente, el combate que tenía fecha para el 15 de agosto en Tulsa, Oklahoma, en la división de las 112 libras, tuvo que ser aplazado debido a que Martínez comenzó a padecer de una infección de la garganta y fiebre. Se descartó que fuera el novel Covid-19.

Arroyo lamentó el aplazamiento, pero señaló que ya su empresa promotora de Miguel Cotto Promotions (MCP) se está moviendo para buscar una nueva fecha.

“Estoy un poquito triste, pero entiendo bien lo que sucedió. Tuvo algo de las vías respiratorias y le dolía la garganta. (Pero) es cuestión de aceptarlo y seguir con el entrenamiento porque la pelea es un hecho. Y se está hablando para principios de septiembre”, expresó el fajardeño, quien exhibe foja de 20-4, 15KO’s, a EL VOCERO

Según explicó el director ejecutivo de MCP, Bryan Pérez, Arroyo es el rival mandatorio de Martínez (16-1, 12KO’s), quien tendrá su tercera defensa. 

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

“Estamos trabajando en una nueva fecha. Esperando que se pueda concretizar. (Pero) lo importante que cabe destacar es que McWilliams Arroyo es el rival mandatorio al campeonato mundial de las 112 libras para el Consejo Mundial de Boxeo. Que con el favor de Dios, la pelea es una realidad. No será ahora para el 15 de agosto, pero tan pronto se reprograme y Julio César Martínez vuelva a pelear tiene que hacerlo con McWilliams Arroyo próximamente”, aclaró Pérez.

Arroyo, de 34 años, comentó que se encontraba “en un 70 por ciento” de su entrenamiento, en Fajardo. El exolímpico no pelea desde el pasado diciembre cuando derrotó por nocaut técnico a Juan Gabriel Medina. 

“Estábamos trabajando muy bien. (Ahora) bajamos (la carga) esta semana y la otra volvemos con el plan que teníamos”, sostuvo Arroyo a la vez que señaló que tiene suficiente tiempo para preparar bien la pelea.

“Yo quiero hacerme campeón del mundo bajo la empresa de Miguel Cotto y hacía eso es que vamos”, afirmó el pupilo del entrenador Anthony Otero.

La carrera de Arroyo sobre el ring tomó otro giro desde el momento que pactó con MCP, donde ya lleva tres triunfos al hilo.