Christopher “Pitufo” Díaz

Christopher “Pitufo” Díaz hace una rutina de sombra durante su preparación ayer.

GUAYNABO – Christopher “Pitufo” Díaz regresó a su terruño para una experiencia de entrenamiento diferente, matizada por la sólida presencia boricua y por las medidas de prevención contra el covid-19.

Restando apenas 19 días para su segunda oportunidad titular, el púgil puertorriqueño encabezó ayer una sesión frente a la prensa junto a los prospectos boricuas Xánder Zayas (7-0 y 7 KO’s), Edgar “The Chosen One” Berlanga (16-0 y 16 KO’s), Orlando “Zurdo de Oro” González (16-0 y 10 KO’s), Josué “The Prodigy” Vargas (18-1 y 9 KO’s) y Henry “Moncho” Lebrón (13-0 y 9 KO’s).

Los puertorriqueños exhibieron sus mejores destrezas rumbo a la cartelera del 24 de abril en el Silver Spurs Arena de Kissimmee, que será estelarizada por el combate de Díaz ante el mexicano Emanuel “Vaquero” Navarrete (32-1 y 27 KO’s) por el título mundial peso pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

El entrenamiento –que duró casi dos horas– fue apenas un anticipo de ese copo isleño en territorio americano que pactó la empresa promotora Top Rank para el primer evento de boxeo con público desde que inició la pandemia.

“Somos compañeros de escuadra y compatriotas que nos apoyamos uno a los otros. Lo que hoy vimos fue un poco de lo que veremos esa noche (del 24 de abril). Será brutal. Somos ocho boricuas en una sola cartelera. Hace tiempo no pasaba eso”, expresó con emoción Díaz en un aparte con EL VOCERO.

“Nos vamos a ir invictos esa noche”, aseguró.

Aunque no estuvieron ayer en el entrenamiento abierto para medios, los hermanos boricuas Joseph y Jeremy Adorno formarán también parte de la velada.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Josué Vargas, Xánder Zayas y Orlando González

Los prospectos Josué Vargas, Xánder Zayas y Orlando González, posan previo a sus entrenamientos.

El cartel será coestelarizado por el combate a ocho asaltos entre Berlanga frente al estadounidense Demond Nicholson (23-3-1 y 20 KO’s).

El boricua buscará mantener su récord invicto de 16 triunfos, todas por la vía del nocáut en el primer asalto.

“Estoy listo. Muy feliz. Esta pelea será la primera con fanáticos desde la pandemia. Qué mejor que cerca de boricuas. Kissimmee es un Puerto Rico chiquito”, comentó el boxeador de padre puertorriqueño.

Otro que subirá al entarimado para defender su invicto en seis salidas será Zayas, quien se medirá al estadounidense Demarcus Layton (8-1-1 y 5KO’s).

“Kissimmee es como otro pueblo en Puerto Rico. Sé que la gente está preparada para una cartelera muy buena con mucho peleador boricua. Nosotros también estamos listos”, sostuvo el púgil de 18 años.

El evento contará con la presencia de alrededor de ocho mil fanáticos. La pelea estelar y coestelar serán trasmitidas por la cadena ESPN desde las 10:00 de la noche. El resto de los combates estarán disponibles en ESPN+.