Alex Abreu

El armador Alex Abreu controla el balón durante un reciente partido con los Cariduros. 

La mudanza de los Santeros de Aguada para convertirse en los Cariduros de Fajardo en plena pretemporada del actual torneo del Baloncesto Superior Nacional (BSN) puede que haya llevado a mucha gente a olvidar los logros del equipo, entre ellos el campeonato de 2019.

Y si algo sirve de gasolina para las aspiraciones del quinteto este año es precisamente eso.

Los Cariduros están constantemente en una misión por demostrar sus quilates y posicionarse de nuevo como contendores al campeonato del torneo del BSN.

El primer paso ya lo completaron: avanzar a la serie semifinal al barrer a los Brujos de Guayama en cuatro partidos de cuartos de final el pasado sábado.

“Tenemos algo que probar nuevamente. No queremos que la gente se olvide o que piensen que ese campeonato fue fortuna. Nosotros venimos con esa mentalidad todas las noches y creo que ha sido la clave. Queremos probarnos”, expresó el armador y capitán del equipo, Alex Abreu, a EL VOCERO.

Este equipo –cuando eran todavía los Santeros de Aguada– cayó en un juego de muerte súbita por el pase a cuartos de final frente a los Atléticos de San Germán en la temporada 2020 celebrada en formato burbuja en Río Grande.

Desde entonces, el quinteto ha mantenido prácticamente el mismo núcleo de canasteros, con excepción del alero Jonathan Rodríguez, quien fue canjeado a los Capitanes de Arecibo en plena temporada 2021. 

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

“En esta liga nos han subestimado”, sostuvo Abreu.

Fajardo espera por el ganador de la serie entre Arecibo y Santurce, cuyo quinto juego subió a escena ayer –tras al cierre de esta edición– con la oportunidad de que los Capitanes poncharan su boleto a semifinales.

“Poco a poco hemos ido engranando y cayendo en química. Se ve en la cancha. Aunque todavía no estamos completos, el grupo se siente nuevamente como lo que era en 2019”, dijo Abreu.

El armador es el quinto mejor anotador del quinteto con promedio de 11.8 puntos por juego en cuartos de final, por detrás de Víctor Rudd (17.8), Guillermo Díaz (16.8), John Holland (16.0) y Rigoberto Mendoza (12.8). 

Los Cariduros aprovechan la definición del resto de las series de cuarto de final para atender las molestias del estelar Gilberto Clavell, quien sufre hace dos semanas inflamaciones en su pantorrilla derecha.

La etapa de cuartos de final podría extenderse hasta este sábado en caso de ser necesario un séptimo y decisivo partido en cualquiera de las series.

El inicio de las semifinales podría ocurrir –a más tardar– el domingo.

Graduado de periodismo en la Universidad del Sagrado Corazón, en Santurce. Reportero de deportes con sobre siete años de experiencia en medios regionales y nacionales.