Mets Beltran Baseball

Carlos Beltrán fue presentado el 4 de noviembre como dirigente de los Mets de Nueva York. 

La era de Carlos Beltrán como dirigente de los Mets de Nueva York terminó antes de comenzar.

De ser un líder y hacer las cosas bien, falló.

Así lo reconoció el propio expelotero manatieño, quien pidió perdón al renunciar el jueves a su cargo como dirigente de la novena neoyorquina tras el escándalo del robo de señas por parte de los Astros de Houston en la temporada 2017, cuando Beltrán era jugador de dicha novena y ganó su primer anillo de Serie Mundial, y 2018.

“Durante mis 20 años en el béisbol, siempre me he enorgullecido de ser un líder y hacer las cosas de la manera correcta, y fallé en esta situación”, señaló Beltrán en declaraciones a la periodista Marly Rivera, de ESPN.

“Como jugador veterano en el equipo, debí haber reconocido la gravedad del problema y realmente lamento las acciones que se tomaron”, prosiguió.

Beltrán, quien fue presentado el pasado 4 de noviembre como dirigente de los Mets, iba a convertirse en el cuarto boricua en dirigir en las Grandes Ligas. También tenía pautado dirigir frente a los boricuas en la serie de los Mets ante los Marlins de Florida del 28 al 30 de abril en el estadio Hiram Bithorn, de Hato Rey.

Pero en tres días, Puerto Rico se estremeció al quedarse sin dos de sus dirigentes en las Mayores tras la salida el martes del cagüeño Alex Cora, de los Medias Rojas de Boston. Ahora quedan Charlie Montoyo en Toronto y Dave Martínez en Washington.

Los nombres de Beltrán y Cora figuran en un informe de nueve páginas que emitió el lunes el comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, tras los hallazgos de una investigación.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Según se desprende, aproximadamente dos meses después de haber comenzado la temporada, un grupo de peloteros —incluyendo a Beltrán— dialogaron de que el equipo podía mejorar descifrando las señales de los equipos contrarios y comunicándoselas al bateador. Cora, se asegura, gestionó la instalación de un monitor que transmitiera la imagen de una cámara en el jardín central inmediatamente a las afueras del banco de los Astros. 

Uno o más peloteros observaron el monitor y luego de descifrar la señal golpearon un zafacón cercano para comunicar el siguiente lanzamiento al bateador. Uno o dos golpes correspondían a ciertos lanzamientos rompientes, mientras que no golpear el zafacón significaría lanzamientos en recta. 

“Soy un hombre de fe e integridad y lo que ocurrió no demostró esas características que son tan importantes para mí y mi familia. Lo siento mucho”, declaró Beltrán, quien, a diferencia de su otrora dirigente en los Astros, A.J. Hinch, y el gerente general de la novena texana, Jeff Lunhow, este no recibió ninguna penalización por parte de las Grandes Ligas.

Se espera que Cora reciba una sanción severa.

“No es quien soy como padre, esposo, compañero de equipo y educador”, dijo el fundador de la Carlos Beltrán Baseball Academy. “La organización de los Mets y yo acordamos separarnos y seguir adelante para beneficio mutuo, sin más distracciones”.

“Espero que en algún momento tenga la oportunidad de volver a este juego que tanto amo”, apuntó Beltrán.

Se habla de que el boricua Eduardo Pérez pudiera ser uno de los candidatos a ocupar la vacante de Beltrán. Pérez ya había sido considerado para dicho puesto.