Abierto de Australia

Fanáticos caminan alrededor del Melbourne Park en Melbourne, Australia, el miércoles. 

Toda la actividad en los seis torneos de preparación previa al Abierto de Australia prevista para el jueves fue cancelada a raíz que un empleado en unos de los hoteles de Melbourne bajo cuarentena dio positivo por Covid-19.

Los tenistas que se alistan para el primer Grand Slam del año, que debe ponerse en marcha el lunes, tendrán que permanecer aislados en sus habitaciones hasta que arrojen negativo por la enfermedad causada por el coronavirus.

“Estamos trabajando con todos los involucrados para realizar las pruebas lo más pronto posible”, dijo la Federación Australiana de tenis al anunciar la posposición de los partidos que se iban a jugar el jueves en el Melbourne Park.

El primer ministro del estado de Victoria Daniel Andrews dijo que convocó a una rueda de prensa la noche del miércoles para anunciar el caso “por pura cautela”, aunque reconoció que nuevas restricciones podrían afectar a cientos de personas vinculadas al Abierto de Australia.

Andrews habló antes que se decidiera posponer la jornada del jueves, algo que no había descartado como una posibilidad. En cuanto al Abierto de Australia, Andrews dij: “En este momento, no hay impacto significativo en el torneo”.

Todo jugador, coach o personal que guarda cuarentena en el hotel Grand Hyatt en Melbourne es considerado como contacto casual del contagiado, un hombre de 26 años, y deberán permanecer en sus habitaciones hasta que arrojen negativo en una prueba.

El hotel publicita tener 550 habitaciones, incluyendo 25 suites de lujo, así potencialmente cientos de personas vinculadas al torneo tendrían que volver a aislarse. Ello pondría a prueba la determinación de los jugadores que recientemente pasaron dos semanas en cuarentena, además de darle argumentos a los detractores de la decisión de permitir el ingreso al país de gente de todas partes del mundo.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Los organizadores del Abierto de Australia no detallaron de inmediato cuántos jugadores tendrían que estar aislado.

Bajo el actual plan, se permitirá un tope de 30.000 espectadores diariamente en el Melbourne Park durante las dos semanas del torneo. De momento no se avizoraba un cambio.

Todo individuo que llegue a Australia debe cumplir una cuarentena obligatoria de 14 días, según el protocolo sanitario por la pandemia.

El Abierto de Australia recurrió a tres hoteles en Melbourne para las cuarentenas de los jugadores. También usó otros alojamientos en Adelaida para algunas de las grandes estrellas, como Serena Williams, Naomi Osaka, Novak Djokovic y Rafael Nadal.

El empleado contagiado dio negativo en su último día en el hotel, el 29 de enero, pero arrojó positivo posteriormente y ha colaborado con las autoridades en el rastreo de contactos. Andrews señaló que el individuo se encuentra en una instalación sanitaria y docenas de sus contacto cercanos se han aislado.

“Este es sólo un caso. No hay necesidad de que cunda el pánico", dijo Andrews.

Horas antes el miércoles, las autoridades de Victoria informaron que el estado había acumulado 28 días sin un caso de transmisión local