Castellanos

Nick Castellanos habla con el receptor boricua Yadier Molina después de la reyerta del sábado. 

NUEVA YORK — El jardinero de los Rojos de Cincinnati Nick Castellanos fue suspendido por dos juegos y también recibió una multa por su participación en una riña en el terreno de juego durante el fin de semana.

Se trata de la primera sanción que decreta Michael Hill en su nueva función como vicepresidente de operaciones de béisbol de las Grandes Ligas.

Castellanos apeló el castigo ante el asistente especial John McHale Jr. por lo que no purgará la suspensión mientras se tramite el recurso.

Según MLB, Castellanos fue sancionado por su comportamiento en el juego del sábado contra San Luis, citándose “su reacción agresiva y por instigar un incidente que vació las bancas”.

Castellanos, quien disparó un jonrón en el día inaugural de la campaña y dio un brinco entusiasta al soltar el bate, fue impactado por un pelotazo del pitcher de los Cardenales Jake Woodford el sábado. Castellanos recogió la pelota y se la ofreció devolver a Woodford antes de tirarla a un lado.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Tras un lanzamiento descontrolado, Castellanos corrió desde tercera base para anotar una carrera, levantándose para espetar a Woodford, quien había recibido el tiro del receptor Yadier Molina en el plato.

Cuando Castellanos se alejaba, Molina llegó para reclamarle, lo cual derivó en que se vaciaran las bancas y bullpens. Castellanos fue expulsado.

Molina recibió una multa el lunes, al igual que el tercera base de San Luis Nolan Arenado y el pitcher Jordan Hicks. Otros dos jugadores de Cincinnati fueron multados: el infielder Eugenio Suárez y el jardinero Jesse Winker.

Hill, expresidente de béisbol de los Marlins de Miami, asumió el cargo dejado vacante por Chris Young tras apenas una temporada como sucesor de Joe Torre en la función de aplicar las medidas disciplinarias en MLB. Young asumió como gerente general de los Rangers de Texas.