Charlie Montoyo

Charlie Montoyo va para su tercera temporada con los Azulejos de Toronto. 

Charlie Montoyo y sus Azulejos ya se acostumbraron a jugar sus partidos como local donde les toque.

El año pasado jugaron lejos de Toronto. Y esta temporada no será la excepción, ya que la frontera entre Canadá y Estados Unidos sigue cerrada debido a la pandemia del coronavirus (Covid-19).

La novena canadiense jugará sus partidos de “casa” en Dunedin, Florida, donde ayer iniciaron los campamentos primaverales.

“Ya nosotros somos veteranos en eso (en jugar fuera de Toronto)”, expresó Montoyo entre risas a EL VOCERO. “Por lo que pasamos el año pasado, pues ya estamos para jugar donde sea y a ponernos ‘ready’ donde nos toque”.

“Y si es de aquí pa’ San Juan, mejor”, dijo. “Porque lo que pasa es que después, cuando llega junio, empieza a llover mucho para acá (en Florida) y no es bueno jugar aquí”.

Los Azulejos anunciaron que jugarán en el TD Ballpark, en Dunedin, desde el 8 de abril, cuando reciban a los Angelinos de Los Ángeles, hasta el 2 de mayo, cuando terminen una serie frente a los Bravos de Atlanta, con la esperanza de regresar al Rogers Centre, “tan pronto sea posible y seguro”.

El año pasado, terminaron jugando en el estadio del equipo de Triple A, en Buffalo, tras ser rechazados en Pittsburgh, Washington y Florida.

Abre el spring training

Pero ya con ese tema medio resuelto, Montoyo y sus Azulejos llegaron el lunes a Dunedin, y tras pasar por el estricto protocolo anti-Covid arrancaron la pretemporada con el entrenamiento para los lanzadores y receptores. La próxima semana se integra el resto del equipo.

“Va a haber mucha competencia (entre los lanzadores). Ahora mismo está (Hyun Jin) Ryu, pero los demás van a competir por los otros cuatro turnos en la rotación. Que eso es bueno. Como el spring training y la temporada son tan largas, uno nunca tiene pitcheo suficiente. Siempre es bueno tener gente extra, aunque no hagan la rotación o estés en Triple A. Por eso es importante tener muchos pitchers”, comentó el dirigente natural del pueblo de Florida.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Esta nueva temporada, los Azulejos fortalecieron su cuerpo monticular tras varias firmas, entre estas las de los lanzadores Robbie Ray, Kirby Yates, Tyler Chatwood, Steven Matz, Joel Payamps y David Phelps; así como su cuadro interior, con el campo corto Marcus Semien; y los jardines, con George Springer.

“Supuestamente nosotros somos un equipo que se está reestructurando y se supone que ya estemos listos de aquí a dos o tres años, pero ya con el trabajo que hicimos el año pasado pues la gerencia se puso más agresiva en este invierno y firmaron unos buenos peloteros que nos van a ayudar mucho”, comentó Montoyo.

“Todavía seguimos con los mismos muchachos que van a jugar su segundo año completo. Muchachos de 21 y 22 años”, aclaró. “Pero lo importante para mí es que sigan progresando. El año pasado progresaron tanto que nos llevaron a los playoffs y con los movimientos que hicimos en este tiempo muerto nos van a hacer mucho mejor equipo”.

Los Azulejos – que tuvieron una media de edad de 27.4 años en 2020 – avanzaron por primera vez a la postemporada desde 2016. Pero la meta principal para el tercer puertorriqueño en dirigir en las Grandes Ligas, es “seguir mejorando y jugar buena pelota”.

Y la llegada de Springer ayudará en esa encomienda.

“Ese muchacho, si no era el agente libre más cotizado en el tiempo muerto, era uno de los mejores. Y para mí, conseguir un pelotero así, con la experiencia que tiene de jugar en los playoffs y la persona que es él, sé que nos va a ayudar mucho, sobre todo a los jóvenes que tenemos aquí”, sostuvo Montoyo.

Los Azulejos arrancarán la temporada regular el 1 de abril, cuando visiten a los Yanquis de Nueva York en el Yankee Stadium.

“Eso es un mamey. A la soltá en el parque de ellos. Pero eso es lo bueno de la división de nosotros que tú mejoraste, pero también te tocan los Yanquis, Tampa Bay – que perdió a dos pitchers buenos, pero de todos modos el pitcheo de esa gente sigue siendo bueno y es tremendo equipo. Boston es mucho mejor de lo que la gente piensa. Siguen teniendo bateo y la gente está más saludable este año y el pitcheo va a estar mucho mejor. Y los Orioles, no tienen mucho pitcheo, pero tienen tremendo bateo. Y cada vez que juegas con ellos tienes que luchar para ganar los partidos”, sostuvo Montoyo.

“Pero lo cómico de los Yanquis y nosotros es que siempre jugamos juegos buenos. Le jugamos bien a ellos y ellos a nosotros”, apuntó.