Mónica Puig

Mónica Puig cerró la temporada 2019 con récord de 21-24.

Tras superar una operación en el codo de su brazo derecho, Mónica Puig ya tiene anotado en el calendario la fecha de su regreso a las canchas.

La tenista puertorriqueña espera debutar esta temporada el próximo 2 de marzo en el Oracle Challenger Series de Indian Wells, en California.

“Ella entró al (nivel) 125K en Indian Wells, luego tiene el (BNP Paribas Open) Indian Wells y Miami”, confirmó Marijn Bal, agente de Puig, a EL VOCERO.

Esta serie del Oracle Challenger —avalada por la Asociación de Tenis Femenino (WTA, por sus siglas en inglés)— se disputará hasta el 8 de marzo y repartirá $162,480 en premios.

El torneo contará con 64 jugadoras en el cuadro de sencillos.

El Indian Wells se disputará del 11 al 22 de marzo y el Abierto de Miami será del 24 de marzo al 4 de abril.

Puig, de 26 años, se perdió el inicio de la temporada de la WTA luego de someterse a una cirugía el pasado 19 de diciembre para reparar el nervio cubital que va desde el hombro hasta la mano, y que ayuda al movimiento del brazo, la muñeca y la mano, y que le estaba causando dolor.

La medallista de oro olímpica iniciará hoy un bloque de entrenamiento junto con su coach, el belga Phillippe DeHaes, y su preparador físico el argentino Claudio Galasso.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Puig, que está clasificada número 83 en el ranking mundial, no juega desde el pasado octubre cuando cayó en los cuartos de final del Abierto de Luxemburgo.

Con este regreso, la boricua inicia su preparación para defender la presea dorada olímpica en las Olimpiadas de Tokio 2020.

En Harvard

Mientras se prepara para su vuelta, Puig entró al programa de negocios de la Universidad de Harvard.

“Estoy muy emocionada de entrar a este programa y de aprender cosas nuevas”, expresó la boricua en su cuenta oficial de Instagram antes de coger el domingo un avión hacia Boston.

En 2018, Puig combinó el tenis con sus estudios en psicología.

La primera raqueta latinoamericana tuvo el año pasado una temporada para el olvido y el aprendizaje, luego de que fuera abandonada por su otrora entrenador, Kamau Murray. Ese mismo año, anunció que padeció de depresión luego de ganar la medalla de oro en Río 2016.