Daniel Dunne

Daniel Dunne jugó para los Piratas en 1978. 

El excanastero Daniel ‘Danny’ W. Dunne Quevedo está que se ríe solo. Dos de los equipos en los que militó durante sus seis temporadas en el Baloncesto Superior Nacional (BSN), Arecibo y Quebradillas, disputan una batalla campal en la serie final.

A ambos les lanza porras y les desea buena suerte desde la ‘Gran Manzana’. Pero advierte una cosa: no le pregunten quién va a ganar.

“Yo no sé quién quiero que gane porque es como decidir entre mi esposa o mi madre”, comentó Dunne Quevedo entre risas en un perfecto español.

“Para mí es un gran sueño que los dos equipos míos en los que yo jugué estén jugando ahora por el campeonato”, dijo en entrevista con EL VOCERO desde Nueva York. “Espero que la serie llegue hasta el juego siete, que haya un doble tiempo extra y que el tiro decisivo sea en el último segundo”.

Solo de esa forma no le va a importar quién gane. Al final, se pondrá la camiseta del ganador.

Dunne, quien dijo que se mantiene al tanto de la final gracias a las redes sociales y a un amigo suyo, Armando Villanueva, jugó con Quebradillas en 1978 y Arecibo en 1980 luego de ser descubierto por el coapoderado Joe Barreras.

Los Piratas lo hicieron debutar en el BSN a la edad de los 16 años y con 6’8” de estatura. Allí coincidió prácticamente con el Equipo Nacional de Puerto Rico, ya que todas sus figuras estelares estaban en la Selección, como Raymond Dalmau, Neftalí Rivera, Néstor Cora y César Fantauzzi.

Pero apenas jugó 13 juegos en los que aportó 2.2 puntos y 2.5 rebotes. Con Arecibo, entretanto, tuvo mayor tiempo de juego y promedió 3.1 puntos y 4.0 rebotes en 25 partidos. También militó con los Polluelos de Aibonito (1983-84), Gallitos de Isabela (1987) y Santos de San Juan (1997).

“Cuando yo jugué en la liga superior fue en la época dorada. Eso me cambió de ser hombrecito a un hombre. Me ayudó mucho como jugador y a prepararme para jugar en la Big East de la NCAA, que era una de las conferencias más fuertes a nivel colegial”, contó Dunne, quien jugó con Seton Hall University y tuvo que ‘josear’ en la pintura con Hakeem Olajuwon, Patrick Ewing y Bill Wennington, entre otros.

Dunne, quien es de madre boricua nacida en Mayagüez y maestro bilingüe de estudios sociales en una escuela intermedia de Rochester, Nueva York, confesó que su sueño es ser asistente de un equipo del BSN.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Pero, primero, espera conseguir trabajo en la Liga de Desarrollo de la NBA (D-League).

“Tengo mi licencia de FIBA y estoy tratando de obtener un trabajo de ayudante en la D-League”, señaló Dunne, quien fue asistente con el equipo Rochester Razorsharks en la Premier Basketball League y ha recibido acercamiento de Atlanta, Toronto y Milwaukee.

“Pero mi sueño es regresar a Puerto Rico. Tengo la experiencia de la vieja escuela y le puedo enseñar a los novatos lo que yo hacía”, afirmó.

¿Con Quebradillas o Arecibo? Quién sabe.