Luis Joel Castro

El saltador olímpico Luis Joel Castro.

LIMA, Perú — El saltador olímpico Luis Joel Castro no tuvo su mejor día justo cuando más lo necesitaba Puerto Rico.

Castro no pudo ocultar su decepción al concluir el viernes la prueba del salto de altura en los Juegos Panamericanos donde quedó en la octava posición.

“Siento mucha decepción e impotencia el saber que estás ‘ready’ y no poder ejecutar como uno quiere. Fue un mal día. No hay excusa. Es la primera vez que luzco tan mal representando a mi país y eso me da cosita. Yo siempre he representado con mucha fuerza y poder a Puerto Rico, pero siempre hay una primera vez. Lástima que el mal día fue hoy”, reflexionó el boricua con pesar en entrevista con EL VOCERO.

El estelar atleta de 28 años no pudo saltar la vara a una altura de 2.21 metros en sus tres intentos. Previo a eso, Castro logró superar la altura de 2.10 metros con mucha comodidad y 2.18 metros en su tercer intento.

Sin embargo, es una actuación que está lejos a la que nos tiene acostumbrado ya que su mejor marca de la temporada es de 2.28 metros. Mientras que su marca personal es de 2.29 metros.

El cubano Luis Zayas —pupilo del explusmarquista mundial y poseedor de la marca mundial y panamericana Javier Sotomayor— conquistó la medalla de bronce al saltar 2.30 metros. El canadiense Michael Mason se quedó con la plata tras registrar 2.28 metros. Roberto Vilches, de México, logró el bronce con 2.26 metros.

“El problema de hoy más bien fue visualización y todo pasó muy rápido. No tengo una clara explicación de qué realmente fue lo que pasó en la competencia. Sinceramente ya no me sentía que estaba en la competencia. Yo salía a saltar”, explicó Castro.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

“Sentí que no di lo mejor de mí”, agregó.

El orgullo de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, sostuvo que ahora se sentará con su entrenador para analizar qué será lo próximo.

En el panorama está el Campeonato Mundial de Doha.

“Vamos a ver lo que sigue. Tengo un desbalance emocional y físico. No estoy a la par. Físicamente me siento bien y me sentí para estar entre las medallas, pero mentalmente ya veo esto como la última competencia de la temporada y todavía me faltan dos o tres competencias para comenzar la preparación al Mundial”, sostuvo Castro.

Este se tomará unos días de descanso en Puerto Rico y luego tendrá que regresar a Alemania, donde vive y entrena.

La marca de 2.28 metros de Castro es suficiente para ir al Mundial, aunque lo que se exige es 2.30 metros.

“Tenemos que esperar hasta el 6 de septiembre que la Federación de Atletismo de Puerto Rico reciba el visto bueno para mi participación ya que solo nueve de 32 atletas que participan en el Mundial dieron la marca mínima requerida”, apuntó.