DRD

Adriana Sanchez Parés, secretaria del DRD, desembolsó cuatro de ocho millones de dólares al Copur para la preparación de la delegación de cara a la justa olímpica.

La secretaria del Departamento de Recreación y Deportes (DRD), Adriana Sánchez Parés, seguirá de cerca los ajustes que se harán al calendario deportivo de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio en 2021 para analizar el impacto económico en la preparación de la delegación de Puerto Rico tras el aplazamiento de las Olimpiadas.

Una vez pase la emergencia por la pandemia del coronavirus (Covid-19), Sánchez Parés sostendrá una reunión con la presidenta del Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur), Sara Rosario Vélez, para evaluar el nuevo panorama.

“Ahora mismo tenemos que sentarnos a discutirlo. Todavía no he podido tener la oportunidad de conversar con la presidenta del Comité Olímpico, ya que la decisión acaba de hacerse pública. Pero, obviamente, esto va a significar un impacto”, expresó Sánchez Parés a EL VOCERO.

“Hay que ver los ajustes que se van a hacer de cara a otros eventos regionales, mundiales y de las diferentes federaciones internacionales y competencias en las que los atletas de alto rendimiento participan. Hay que ver cómo se calendarizan y si se afectan o no. También hay que ver lo que significa que puedan necesitar más ayuda los atletas que ya están clasificados a Tokio, pero también los que comienzan un nuevo ciclo olímpico de cara a 2024”, abundó la funcionaria.

A mediados de febrero, Sánchez Parés desembolsó $2 millones al Copur para la preparación de la delegación de cara a la justa olímpica que se iba a celebrar del 24 de julio al 9 de agosto.

Esa partida económica se llegó a sumar con otros $2 millones que el DRD entregó pocos días antes como parte de una partida económica de $8 millones que autorizó a desembolsar la Junta de Supervisión de Control Fiscal junto a otros $4 millones para el Fideicomiso Olímpico, recipiente de los fondos asignados para el uso y disposición del Albergue Olímpico de Salinas. Otra suma de $3 millones estaban destinados para el DRD.

Los otros cuatro millones de dólares aún no habían sido desembolsados al Copur.

“Hay que hacer el análisis y nos toca tener una conversación con el Comité Olímpico y con el gobierno para ver cómo vamos a manejar el asunto”, sostuvo Sánchez Parés, quien vio razonable el aplazamiento para el próximo verano de los Juegos Olímpicos.

“En este punto, creo que fue la decisión correcta ahora mismo. Cada país está desarrollando el virus de una forma diferente y eso definitivamente afecta la preparación que puedan tener los atletas y el momento en que la puedan tener. Muchos lo han entendido. Espero que al final nos beneficie y nos dé tiempo para que nuestros atletas estén preparados”, apuntó.

Hasta el momento, Puerto Rico cuenta con una delegación de 22 atletas para los Juegos Olímpicos de Tokio.