Boxeo

Edgar Berlanga fulminó el pasado jueves al estadounidense Eric Moon en apenas 68 segundos.

Una racha de 14-0 y 14 nocauts (todos en el primer asalto) como la que tiene el invicto prospecto de peso súper mediano, el boricua Edgar Berlanga, no la tienen muchos púgiles.

Sin embargo, ese impresionante récord pudiera ser una navaja de doble filo cuando se enfrente – en un futuro no muy lejano – a un peleador técnico que lo lleve a la distancia y lo haga desesperar y desequilibrar.

Berlanga está claro en eso y, a la misma vez, despreocupado. De hecho, está ansioso por demostrar de qué está hecho.

“El tiempo va a llegar. Como le digo a todo el mundo: cuando yo entreno, entreno para todos los asaltos. No entreno para el primer round. Yo estoy preparado para eso”, comentó el joven boxeador de 23 años a EL VOCERO. “Tengo muchos y hermosos golpes. Tengo muchas destrezas de boxeo. Hermosos jabs. Muchos movimientos del boxeo. Y no puedo esperar para demostrarle al mundo mis habilidades boxísticas y de que realmente puedo boxear”.

“No han visto nada todavía”, agregó con firmeza el apodado The Choosen One (El Elegido).

Berlanga, quien fulminó el pasado jueves, en 62 segundos, al estadounidense Eric Moon en su debut en la burbuja de Top Rank en Las Vegas, Nevada, comenzará a entrenar desde hoy de cara a su próximo combate contra un rival, fecha (posiblemente en septiembre) y sede aún por confirmar.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Su objetivo a corto plazo es seguir desarrollándose en la división de 168 libras hasta que llegue la pelea que sueña desde que debutó en 2016: un mega combate México versus Puerto Rico ante Saúl “Canelo” Álvarez. El mexicano es monarca en el peso mediano de las 160 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

“Eso es algo que sería grande para la Isla. Esa pelea va a tener muchos millones de dólares. Y sería una gran pelea para el boxeo. Sería como una revancha tras la derrota de (Miguel) Cotto (en 2015)”, manifestó sobre su ídolo cagüeño.

Berlanga también tiene como meta convertirse en el rey boricua del Madison Square Garden, como lo fue Cotto y Félix “Tito” Trindad, durante el fin de semana de la parada puertorriqueña.

“Yo sé que eso va a pasar. ¿Por mí? Ya estoy listo. El Madison Square Garden ya me ama. Nueva York me ama. Hasta Florida, que es casi similar a Puerto Rico (por la cantidad de boricuas que viven allí), me ama. Yo hago algo que todos los boricuas aman: que son los nocauts. A ellos les encanta ver los nocauts como hacía Tito, y lo aman. Pero yo soy diferente a los demás. Porque soy un peleador grande. Los boricuas nunca han tenido a un peleador puertorriqueño que sea grande, alto y que pegue”, dijo.

“(Pero) estoy listo para eso. Es un paso en mi carrera. Lo voy a lograr algún día. Es cuestión de tiempo. Paso a paso”, apuntó.