Mónica Puig

De izquierda a derecha, el preparador físico Claudio Galasso, Puig y el entrenador Diego Veronelli.

La tenista puertorriqueña Mónica Puig no puede estar más feliz con el nuevo equipo de trabajo que conformó a su alrededor de cara a la temporada 2020 del circuito profesional de la WTA —que está en pausa hasta junio por el coronavirus (Covid-19)— y para los venideros Juegos Olímpicos de Tokio en 2021.

A principios de este mes, Puig anunció al séptimo entrenador de su carrera profesional, el argentino Diego Veronelli, quien reemplaza al belga Philippe DeHaes, quien finalizó la campaña 2019 como su coach.

Y hasta el momento todo marcha a la perfección con su equipo ‘argentinizado’.

“Estoy muy contenta trabajando con Diego. Él es muy tranquilo y sabe mucho del deporte. Diego junto a Claudio (Galasso) y a mi psicólogo hemos formado un equipo completo para tratar de cumplir nuestras metas”, aseguró Puig a EL VOCERO.

Veronelli es un extenista de 40 años. Es el subcapitán del equipo de Argentina en la Copa Federación, y recientemente trabajó con la tenista juvenil británica Katie Swan. Entre 2013 y 2015 fue entrenador de la británica Heather Watson, a quien guió a estar entre las mejores 50 del mundo.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Puig había comenzado 2019 con el estadounidense Kamau Murray, quien antes del Abierto de Estados Unidos optó por regresar a trabajar con la estelar Sloane Stephens.

Previo a Murray, Puig trabajó con Alain de Vos, Antonio Van Grichen, Ricardo Sánchez y el argentino Juan Ignacio “Nacho” Todero. Bajo el mandato de Todero, ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

De otra parte, Galasso —quien también es argentino— ha estado trabajando con la triple medallista centroamericana en el proceso de recuperación de su codo derecho. En diciembre, Puig tuvo que someterse a una operación para reparar el nervio cubital. “Estoy muy feliz con estas colaboraciones y lo que me van a aportar en todo lo que viene de mi carrera en el futuro”, apuntó la atleta de 26 años.

Una vez se reanude la temporada de la WTA, Puig regresará a cancha con el objetivo de recuperar la confianza en su juego y escalar posiciones en el ranking mundial.

Actualmente, está clasificada número 90.