Puerto Rico Open

El noruego Viktor Hovland, ganador de la edición de 2020 —aquí siendo felicitado por el boricua Rafa Campos— será el gran ausente del torneo que inicia hoy. 

RÍO GRANDE – El plato está servido y el campo luce impecable. Con estas condiciones arrancará desde hoy temprano la decimotercera edición del Puerto Rico Open, evento oficial del PGA Tour, que tendrá una vez más como escenario el Grand Reserve Puerto Rico Golf Club, en Río Grande, en donde el domingo se coronará un nuevo campeón.

El cielo azul clarito y el abrasante sol isleño recibirá a 132 jugadores profesionales, entre los cuales se encuentran los puertorriqueños Rafael “Rafa” Campos, Edward Figueroa, Chris Nido y Roberto Nieves, así como dos de los favoritos para llevarse la bolsa de $545,000, el británico Ian Poulter y el argentino Emiliano Grillo.

El campeón defensor de 2020, el noruego Viktor Hovland, no estará presente, ya que jugará el World Golf Championship, en Florida.

Sin embargo, estarán activos los cuatro pasados campeones del Puerto Rico Open: Martin Trainer (2019), D.A. Points (2017), Scott Brown (2013) y George McNeill (2012).

“El clima de mañana (hoy) se ve chulo y el del viernes también. Casi como hoy (miércoles). Esos son los días más importantes porque de los 132 jugadores el viernes (mañana) se convierte como en 75 jugadores el sábado. O sea, que la mitad de esos jugadores se va para su casa el viernes”, comentó el director del torneo, Pedro Zorrilla, a EL VOCERO.

Que el clima sea bueno, es importante para todos los golfistas. Eso sí, Zorrilla espera que el viento sople un poco más y agregue más dificultad al juego de los participantes. 

“Te acepto que me gustaría un poquito más de viento. Teníamos mucho viento en el fin de semana y lunes y martes, pero ahora no está tan fuerte. Y me gustaría que papa Dios nos dé un poquito de viento para hacerle más difícil el campo a los jugadores”, agregó Zorrilla.

Sin embargo, el viento ha sido un factor favorable para Campos, según recordó el presidente de la Puerto Rico Golf Association (PRGA) y uno de los fundadores del Puerto Rico Open, Sidney Wolf, ya que el boricua ganó el trofeo Bahamas Great Abaco Classic en 2019 con una ventolera cercana a las 25 millas por hora.

Campos abrirá la primera ronda a las 8:06 a.m. desde el hoyo 1, acompañado por los estadounidenses Joseph Bramlett y Stephan Jaeger; mientras que Nieves romperá a las 8:39 a.m., en el grupo integrado por el canadiense Michael Gligic y el estadounidense Vincent Whaley.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Figueroa y Nido abrirán desde el hoyo 10 a las 12:40 a.m. y 1:35 p.m., respectivamente. Figueroa estará acompañado por los estadounidenses Kristoffer Ventura y Justin Suh, mientras que Nido hará lo propio con los estadounidenses Mark Hensby y Rhein Gibson.

El Puerto Rico Open – que inyectará $5.7 millones a la economía del país en medio de la pandemia del coronavirus (covid-19) – se jugará por primera vez sin público y bajo un formato de burbuja.

Todos los jugadores y su personal han tenido que seguir unos estrictos protocolos salubristas de la PGA Tour para que el torneo sea exitoso.

“El hecho de que no haya público afecta”, manifestó Wolf. “A los jugadores les gustan los aplausos, la gente y los gritones. Les gusta todo eso. Pero ellos saben cómo están las cosas en el PGA Tour”.

El Puerto Rico Open abrió sus puertas por primera vez en 2008, luego de dos años organizándose el evento, y se jugó de forma ininterrumpida hasta 2017. En 2018 no se jugó tras el paso del huracán María meses antes. Un año después, el torneo regresó con todos los bríos y volvió a hacerlo en 2020 antes del inicio de la pandemia.

Ahora, el evento – que repartirá $3 millones en premios – está de vuelta una vez más con el objetivo de reactivar el turismo deportivo en la isla.

“Esta semana es importante; primero para Puerto Rico y después para el golf”, afirmó Wolf.

Y en medio del clima que se está viviendo, Wolf solo espera que, en esta ocasión, gane, por fin, un latinoamericano, y si es puertorriqueño, mejor.

“Espero que este sea el año de los latinos. Rafa siempre juega bien en casa. Por eso yo hablé con cada uno de ellos y les dije: ¡Basta ya! Es hora que el Puerto Rico Open lo gane un latino”, sentenció el líder federativo, quien también tiene entre sus favoritos a Matt Wallace y Thomas Pieters.