Rafa Campos

Rafael "Rafa" Campos le hace un swing a la bola durante su participación en el Puerto Rico Open. 

RÍO GRANDE – Un birdie en noveno hoyo hizo que el juego de Rafael “Rafa” Campos tuviera una sensacional recuperación y lo encaminara a un sólido cierre de primera ronda en el inicio el jueves de la edición número 13 del Puerto Rico Open, en el Grand Reserve Puerto Rico Golf Club, en Río Grande.

Campos, quien suma su undécima participación en el evento oficial de la PGA Tour, venía de hacer un bogey en el hoyo 8 que lo colocó con uno sobre el par. Pero las cosas cambiaron en el noveno, y en el 18 reiteró su gran momento con otro birdie para sellar tarjeta de 66 golpes, seis bajo par, y finalizar empatado en el primer lugar con el estadounidense Robert Garrigus a la espera de los resultados de la jornada vespertina. 

Esta fue su tercera mejor actuación en una primera ronda en el Puerto Rico Open. En 2016 firmó una tarjeta inicial de 64 golpes, mientras que en 2017 también logró 66 golpes.

El veterano golfista abrió su participación en el hoyo 1 jugando para par durante una jornada matutina que amaneció soleada y un poco ventosa.

"Hoy fue un día realmente bueno. Estaba ventoso, pero le pegué muy bien a la pelota. Me posicioné muy bien. No fui realmente agresivo hoy, que creo que fue clave, simplemente traté de jugar el curso a mi manera. Pero sí, es una gran semana. Obviamente es un gran comienzo. Algo que necesito por la confianza mental y todo eso. Muy feliz, la verdad", expresó Campos en declaraciones recogidas por la PGA Tour. 

Campos, quien tiene como caddie al golfista boricua Erick Morales, cerró con un total de siete birdies. 

El público - que tradicionalmente asiste al evento con su sombrilla en mano para pasear por las laderas verdes del campo de golf - no estuvo presente debido a las herméticas restricciones impuestas ante la pandemia del coronavirus (covid-19). 

Solo unos aplausos esporádicos de familiares y amigos acompañaron a los jugadores. 

"Es extraño no ver a los fanáticos aquí, los extraño", comentó Rafa. Pero, sí, jugué aquí tantas veces, tantos años, y tengo muchos buenos recuerdos y resultados las últimas tres o cuatro veces que he jugado. Así que, realmente me siento más cómodo estando aquí. Entiendo dónde puedo perder las bolas y tener un buen aspecto para maquillar de arriba abajo".

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

"De hecho, estoy muy relajado. Siento que he estado golpeando la pelota muy bien los últimos meses, y la semana pasada comencé a ver alguna mejoría en los resultados. Y estoy muy feliz de empezar como lo hice. Yo, realmente, no tuve problemas en todo el día. Hice un bogey. Pero creo que ese es el único que perdí. Aparte de eso, muy feliz", agregó. 

El otro representante de Puerto Rico, Roberto Nieves, terminó con tarjeta de 76 golpes, cuatro sobre par. Nieves hizo su debut en el Puerto Rico Open. 

En la jornada de la tarde, estaban participando los otros dos puertorriqueños Edward Figueroa y Chris Nido, y dos de los favoritos del torneo el británico Ian Poulter y el argentino Emiliano Grillo.

Con esta actuación, Campos, que cerró  mantuvo su buen momento tras terminar empatado el pasado domingo en la séptima posición en el Lecom Suncoast Classic, del Korn Ferry Tour.

El Puerto Rico Open anda en búsqueda de un nuevo campeón ante la ausencia del noruego Viktor Hovland, quien ganó la edición de 2020.

En esta edición, también están activos cuatro pasados campeones del Puerto Rico Open: Martin Trainer (2019), D.A. Points (2017), Scott Brown (2013) y George McNeill (2012).

El torneo - que cuenta con la participación de 132 jugadores - repartirá $3 millones en premios, entre estos $545,000 para el ganador. 

La segunda ronda será este viernes. 

"Ojalá mañana intentemos hacer lo mismo, golpear la pelota de la misma manera", apuntó Campos.