Cada año, el draft de la NFL implica una de las producciones más ambiciosas realizadas por ESPN. La cobertura del evento de la próxima semana será sin duda la más desafiante en los 40 años de historia de esa empresa televisiva.

La NFL cerró las instalaciones de los equipos y canceló los planes de realizar la ceremonia como una festividad multitudinaria en Las Vegas. Así, el draft de este año se avizora como un desafío logístico.

Seth Markman, vicepresidente de producción de ESPN, dijo que suele haber 10 locaciones remotas durante la primera ronda del draft. El jueves por la noche, podrían sumar incluso 180.

“No es aventurado decir que nunca hemos tenido un año como éste. Es una gran oportunidad para llevar a los fanáticos esperanza, alegría y una vía de escape de lo que estamos experimentando”, consideró Markman. “Sí disfrutamos los retos. Haremos que las cosas ocurran. Pero es endemoniadamente complicado”.

ESPN y NFL Network realizarán una transmisión combinada en los tres días. El lugar de origen de la transmisión serán las oficinas generales de ESPN en Bristol, Connecticut, pero muchos reporteros y analistas estarán en realidad en sus casas.

Mark Quenzel, vicepresidente de programación y producción de NFL Network, dijo que las dos cadenas habían conversado sobre una emisión conjunta desde el momento en que pareció que la idea de realizar el acto masivo en Las Vegas se abortaría ante la pandemia de coronavirus.

Ante los innumerables lugares desde donde habrá que hacer cobertura, el mayor reto consistirá en cerciorarse de que no surjan dificultades técnicas. Los reporteros han podido transmitir desde sus casas durante casi un mes, mientras que los prospectos del draft, los entrenadores y los gerentes generales recibieron de manos de la liga una serie de paquetes que les permitirán aparecer en las transmisiones.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Quenzel dijo que la NFL ha instalado tres centros de atención telefónica para encargarse de las distintas fuentes: Los prospectos, los entrenadores, los ejecutivos de los equipos y los fanáticos.

Asimismo, la liga se ha comunicado con varios proveedores de servicio inalámbrico para asegurar que haya amplitud adicional de banda durante los tres días del draft, con el objetivo de evitar saturaciones en la red.

Peter O’Reilly, vicepresidente ejecutivo de eventos de la liga, dijo que ésta ha tenido comunicación constante con ESPN y NFL Network sobre los temas logísticos del draft.

Dado que los fanáticos son una parte única de la experiencia del draft, ESPN ha lanzado una estrategia de redes sociales, a fin de obtener videos de los seguidores de los distintos equipos.

Se desconoce todavía si los fanáticos abuchearán al comisionado Roger Goodel antes de cada intervención.

Eso sí haría que ese draft se asemejara a los de antes.