Yum Ramos

Yum Ramos se dirige a los medios durante la presentación de San Juan como la sede para el evento FIBA. 

El presidente de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico (Fbpur), Yum Ramos, describió como "un gran reto" el cumplimiento del protocolo anti-Covid para la tercera y última ventana clasificatoria FIBA al torneo AmeriCup 2022, que se disputará del 18 al 21 de febrero, en el coliseo Roberto Clemente, de San Juan.

La Fbpur deberá hacer cumplir las nuevas reglas de juego en medio de la pandemia del coronavirus (Covid-19) a todo el personal de ocho selecciones nacionales que estará activo en la competición.

“Se hicieron comentarios y unas enmiendas a esos protocolos. Se habló con los epidemiólogos de Salud y finalmente le dieron el visto bueno”, sostuvo Ramos a EL VOCERO.

De acuerdo con el directivo federativo, los protocolos exigidos por FIBA y Salud son bien extensos.

“Las pruebas comenzaron desde el 1 de febrero para nuestro equipo. Pero se le están haciendo pruebas al personal del hotel, de seguridad, choferes y a todo el personal que va a estar en las canchas, que será muy poco. La cancha se va a dividir en zona 1, zona 2 y zona 3. En la zona 1 solamente pueden estar los que están en la burbuja dentro del hotel. Del hotel no puede salir nadie, persona que salga está fuera de la competencia y no pueden participar”, detalló.

El directivo federativo agregó que “los equipos ya comenzaron a hacerse las pruebas en sus respectivos países”.

“Es una prueba ocho días antes, tres días antes y cuando lleguen son tres pruebas corridas. Todo eso ya está coordinado junto con el Departamento de Salud. Tenemos un equipo médico trabajando, un personal de seguridad, el doctor del evento y el doctor de FIBA, que todos los días está pendiente a los resultados que van bajando”, comentó Ramos.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

“Como estamos en Puerto Rico, yo me he tomado la libertad de hacerle más pruebas a los muchachos”, cuyos resultados hasta el momento han salido negativos.

Ramos indicó que la “inversión ha sido enorme” y que no quieren que la competencia se vea afectada o la participación de algún jugador por el Covid-19.

“Las guaguas se están desinfectando. Será una guagua dedicada a cada equipo. Las canchas se están desinfectando después de cada práctica. Los equipos no van a tener contacto entre sí hasta que vengan a jugar. Cada equipo va a tener un salón de comida y un salón donde se le estarán haciendo las pruebas en el hotel. El hotel Verdanza está cerrado exclusivamente para el evento. Cada equipo va a tener un piso. No va a haber housekeeping. Habrá un carrito con los suplidos que necesiten. Se harán pruebas PCR cuando lleguen, una prueba antes que se vayan y entre medio se le van a hacer entre dos a tres pruebas”, explicó.

El equipo de Estados Unidos ya está en Puerto Rico, según informó Ramos. “Ellos contrataron el servicio de un laboratorio para ellos hacer las pruebas privadas. Canadá estará arribando próximamente”, dijo.

Ramos comentó que el cumplimiento de este protocolo ha contado con el apoyo de un amplio grupo de trabajo. 

“Hemos contado con la colaboración y el apoyo del gobierno de Puerto Rico por completo. Han sido muy colaboradores. Entendemos que este evento es importante para Puerto Rico porque demuestra que estamos listos. A pesar de la pandemia continuamos operando y estamos abiertos a ‘open for business’, y que estamos tomando las medidas para que no se vea perjudicado la salud de nadie”, apuntó.