Leyre Santaella

La directora del torneo, Leyre Santaella, indicó que la votación se realizará en una reunión una vez culmine la serie final.

El apoderado de los Mulos de Juncos, Iván Romero, cargó con el galardón al Ejecutivo del Año en la temporada de la Liga de Voleibol Superior Masculino (LVSM). 

Ese fue su primer logro al frente de una franquicia, a pesar de que aún espera por una confirmación final como administrador de la franquicia por parte de la Junta de Apoderados. 

Tanto Romero como su homólogo Jorge Báez, de los Cafeteros de Yauco, recibieron una recomendación favorable por un comité de evaluación y se encuentran a la espera de una votación para ser aprobados como apoderados. 

“El comité evaluador les dio recomendación favorable tanto al apoderado de Juncos como el de Yauco”, mencionó la directora de torneo de la LVSM, Leyre Santaella, en entrevista con EL VOCERO.

Juncos hizo su debut en la LVSM este año y llegó hasta la serie semifinal donde cayó en siete partidos ante Mayagüez. Por su parte, Báez adquirió a los Cafeteros previo al inicio de la campaña que había sido cancelada inicialmente por falta de equipos.

El secretario de la Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV), Gerardo Negrón y el coapoderado de los Indios de Mayagüez, José Guilloty, estuvieron a cargo de los trabajos del comité evaluador.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

“Están a la espera de la votación de la Junta de Apoderados. Luego de entrevistarlos, los candidatos cumplen con los requerimientos”, añadió Santaella, quien anticipó que la votación se dará en la primera reunión de la LVSM una vez culmine la serie final.

Mientras tanto, Romero está confiado en que los Mulos regresarán para la próxima temporada.

“Esperamos regresar con el equipo completo. Básicamente nosotros entramos como un equipo de prueba. Lo importante era mantener la consistencia, cumplir con las deudas de los jugadores y otras imposiciones”, mencionó Romero, que cargó con el galardón al Ejecutivo del Año.