Lindor and Carmelo Ríos

El niño Carmelo Ríos conversa con Francisco Lindor. 

Francisco Lindor está viviendo el sueño que siempre quiso con un nuevo capítulo en su carrera. Pero también hace realidad el sueño de otras personas.

Lindor le hizo el día al niño de ascendencia boricua Carmelo Ríos, quien es un fiel fanático del torpedero cagüeño y de los Mets de Nueva York.

El cuatro veces Todo Estrella sorprendió al niño de seis años con un encuentro virtual el lunes, luego que fuera presentado como nuevo jugador de la novena de Queens.

“He estado esperando por este momento y finalmente te conozco, Francisco Lindor”, expresó con jocosidad Carmelo a lo que Lindor respondió con una amplia sonrisa: “Sí, yo también”.

Este encuentro surgió luego que el padre de Carmelo, Félix Ríos, publicara un video en sus redes sociales el viernes pasado, un día después que se diera la noticia que Lindor había sido cambiado de Cleveland a los Mets.

Félix sorprendió a su hijo preparando su cuarto con una pancarta que le anunció al niño la llegada de Lindor a los Mets. La pancarta tenía la camiseta de Lindor del equipo de Puerto Rico, la monoestrellada y el #12 que usa el campocorto en sus camisetas.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Cuando Carmelo entró al cuarto, su emotiva reacción se hizo viral en las redes a tal punto que la prometida de Lindor, Katia Reguero, compartió el video y se lo hizo llegar al padre de su hija recién nacida. 

Los Mets también compartieron el video. 

“Tu video fue asombroso”, le contestó el ganador de dos Guantes de Oro a Carmelo ante la pregunta que le hizo este sobre qué le pareció su video. “No puedo esperar a conocerte, Carmelo”.

Lindor hizo la promesa que le hará llegar algunos artículos deportivos de los Mets para que los complemente con una tarjeta de béisbol suya que tiene en su posesión y que se la enseñó durante el encuentro virtual. A lo que el niño respondió espontáneamente: “Dame un boleto (para ir a ver a los Mets), arrancando las carcajadas de todos.

Mientras Lindor sigue cumpliendo su sueño de jugar en las Grandes Ligas, comienza a dejar su impronta fuera del terreno de juego, ahora en su nuevo equipo de los Mets.