Lindor

Francisco Lindor promedia .212, con un jonrón y tres carreras remolcadas en 18 juegos. 

Sin dejar de mostrar su característica sonrisa, Francisco Lindor reaccionó este miércoles a los abucheos que recibió por parte de la fanaticada de los Mets de Nueva York un día después de la derrota de su equipo frente a los Medias Rojas de Boston en el Citi Field.

Lindor aseguró que los 'boos' que recibió le parecieron “interesantes, graciosos y molestosos”.

“Seguro que no se siente bien. Interesante porque es la primera vez que sucede en mi carrera y gracioso porque me están abucheando y la gente piensa que me voy a mi casa pensando por qué me abuchean. Lo entiendo. Están abucheando porque no hay resultados. Eso es todo. Ellos esperan resultados. Yo también espero resultados. Lo entiendo y es parte del trabajo. Espero que salten de alegría cuando empiece a conectar jonrones y ayudar al equipo diariamente más de lo que estoy haciendo ahora”, señaló Lindor durante una conferencia de prensa previo al último duelo de la serie entre Mets y Medias Rojas en Queens.

El campo corto cagüeño aseguró que no se encuentra en ningún bache ofensivo. Todo lo contrario, sostuvo que ha tenido turnos al bate “de calidad”.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Lindor promedia .212, con un jonrón y tres carreras remolcadas en apenas 18 juegos. 

“Yo no siento que estoy en un bache ofensivo (slump). Siento que he tenido turnos de calidad. Un bache ofensivo para mí es cuando me voy de 0-30 o 0-35. Eso para mí es un bache ofensivo. Eso para mí es no ayudar al equipo ni dar lo mejor de mí en cada turno al bate”, comentó el ganador de dos Guantes de Oro.

Lindor, de 27 años, firmó con los Mets un contrato de diez años por $341 millones, convirtiéndose en el torpedero mejor pagado en la historia de las Grandes Ligas.

Ante la pregunta de si tenía un mensaje para que la fanaticada de los Mets trabaje con su paciencia, el boricua – con su sonrisa – respondió:

“A los fans, ustedes son divertidos. Gracias por estar ahí todos los días apoyando al equipo. Les daré los resultados. Para mí los resultados son las victorias. Y eso es lo que yo quiero. No vine a Nueva York a batear .350 y ganar un MVP (Jugador Más Valioso). Vine a Nueva York a ganar y haré lo que sea necesario para ganar”, sentenció Lindor.