Jonathan "Polvo" Oquendo

Oquendo se mantendrá entrenando con miras a otra recalendarización. 

Jonathan “Polvo” Oquendo seguirá contando los días. 

La segunda oportunidad de título mundial en la carrera del púgil puertorriqueño volvió a ser aplazada luego de que el campeón mundial súper pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), Jamel Herring, arrojara nuevamente positivo a coronavirus, provocando así la cancelación del combate que iba a subir a escena esta noche en el Grand Conference del hotel MGM Grand, en Las Vegas. 

“Me siento un poco frustrado como todo boxeador cuando se cae una pelea de título mundial”, expresó el veterano púgil en entrevista con EL VOCERO

“Estas cosas pasan. Las peleas se le caen a uno, pero jamás pensé que esta pelea no se pudiera dar por esto (coronavirus). Entendía que Herring había dado negativo. Aún no pierdo la fe de coronarme campeón mundial del boxeo”, añadió el boxeador de 36 años.   

Herring, veterano de los Marines Corps de los Estados Unidos, contrajo el virus a finales del mes pasado provocando así la primera posposición del encuentro, que inicialmente estaba programado para subir a escena el 2 de julio pasado.

Según el protocolo de seguridad de Top Rank, cada boxeador que verá acción será sometido a pruebas tan pronto llegue a “The Bubble” (La Burbuja), así como otra luego del pesaje. 

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Por el momento, Oquendo regresará a la Isla para mantenerse entrenando en caso de que se reprograme la pelea. 

“Seguiré entrenando para esperar qué sucederá. Quiero volver a la Isla. Aún no se ha hablado para cuándo. Me tengo que sentar con la gente de Miguel Cotto Promotions para ver la próxima fecha. Quiero que esa oportunidad se dé. Tan pronto él salga negativo, quiero que se dé la pelea”, explicó el púgil vegalteño. 

Otra pelea que quedó fuera de la función fue el pleito entre Luis Meléndez ante Eddie Vázquez. Meléndez también dio positivo al virus. 

Estos son los casos de contagio más recientes que se descubren dentro de la famosa burbuja de Top Rank. Mikaela Mayer fue la primera boxeadora en dar positivo a una prueba como parte de las estrictas medidas implementadas para salvaguardar la seguridad de cada participante. Ese resultado provocó la cancelación de su combate en la primera cartelera realizada el pasado 9 de junio. 

El púgil Chris Zabala fue otro de los púgiles que contrajo el virus. Asimismo, José Tavares fue otro de los casos confirmados que inmediatamente provocó la cancelación del combate entre su protegido, Mikkel LesPierre ante el puertorriqueño José “Sniper” Pedraza, que estaba programado inicialmente para mediados del mes pasado. Estos se vieron las caras finalmente el 14 de julio, donde el cidreño obtuvo el triunfo por decisión unánime.