Carlos Beltrán

El manatieño fue presentado como dirigente el pasado 4 de noviembre. 

La era de Carlos Beltrán como dirigente de los Mets de Nueva York terminó antes de comenzar.

Sin apenas hacer su primera alineación, el mánager puertorriqueño desocupó la silla el jueves, según informó la franquicia tras el escándalo del robo de señas por parte de los Astros de Houston, acusados por la Major League Baseball en un informe de nueve páginas que emitió el lunes el comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, tras los hallazgos de una investigación.

Beltrán fue presentado el pasado 4 de noviembre como dirigente de la novena. 

El nombre del expelotero manatieño salió a relucir junto al ahora exdirigente de los Medias Rojas de Boston Alex Cora en el informe.

En dicho informe, Manfred suspendió sin paga hasta el día después de la próxima Serie Mundial a A.J. Hinch, dirigente de los Astros, y al gerente general Jeff Luhnow, y emitió una multa de $5 millones a la franquicia de los Astros. Además, la novena texana perdió selecciones en el sorteo de novatos de 2020 y 2021. Hinch y Luhnow fueron despedidos por los Astros.

Beltrán era por entonces jugador de los Astros, pero Manfred dijo que ningún pelotero será castigado porque decidió en septiembre de 2017 que el mánager y el gerente general eran los responsables de todo.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

La investigación también salpicó a Cora, segundo boricua dirigente en las Grandes Ligas y quien fungió como coach de banco con los Astros hace dos años atrás.

Según se desprende, aproximadamente dos meses después de haber comenzado la temporada, un grupo de peloteros —incluyendo a Beltrán— dialogaron de que el equipo podía mejorar descifrando las señales de los equipos contrarios y comunicándoselas al bateador. Cora, se asegura, gestionó la instalación de un monitor que transmitiera la imagen de una cámara en el jardín central inmediatamente a las afueras del banco de los Astros.

Uno o más peloteros observaron el monitor y luego de descifrar la señal golpearon un zafacón cercano para comunicar el siguiente lanzamiento al bateador. Generalmente, uno o dos golpes correspondían a ciertos lanzamientos rompientes, mientras que no golpear el zafacón significaría lanzamientos en recta.

Beltrán jugó precisamente con los Astros su último año como pelotero activo en las Mayores.

La salida del expelotero, quien se convertiría en el cuarto dirigente boricua en las Grandes Ligas se une a la de Cora, quien el martes llegó a un acuerdo con los Medias Rojas para salir de la legendaria franquicia.

Los únicos dos boricuas que estarán dirigiendo esta temporada en las Mayores son Charlie Montoyo (Azulejos de Toronto) y Dave Martínez (Nacionales de Washington).