Cristiano Ronaldo

DOHA — De la noche a la mañana, Cristiano Ronaldo ha dejado de ser jugador del Manchester United. ¿Adónde irá ahora?

El astro portugués se ha colocado a sí mismo en el mercado de fichajes tras sus declaraciones explosivas en una entrevista, que desembocaron en la rescisión de su contrato el martes.

Como jugador sin equipo, el delantero de 37 años tiene ahora la oportunidad de impresionar a postores potenciales y de demostrar que su desempeño puede estar todavía al máximo nivel, jugando con la selección de Portugal en Catar.

Su futuro podría depender de ello, un semestre después de que ningún club participante en la Liga de Campeones se atrevió a pactar una transferencia para incorporar al astro en sus filas.

A la mitad de la campaña, sus opciones parecen incluso más limitadas que entonces, si es que quiere disputar la fase de eliminación directa de la máxima competición de clubes en Europa, una vez que regrese del Mundial.

Solo quedan 16 conjuntos en pie dentro de la Champions, y muy pocos podrían ofrecer a Cristiano una cifra cercana a la que devengaba en el United. Según distintos reportes, ese monto ascendía a 500.000 libras ($594,000) por semana.

Y hay pocas evidencias de que los pocos clubes que sí disponen de esos recursos ingentes estén efectivamente interesados en contar con el portugués.

La entrevista de Cristiano con el periodista Piers Morgan, en la que criticó al técnico del United Erik ten Hag y a los dueños del club, dejó claro que se considera todavía uno de los mejores jugadores del orbe. ¿Pero en qué parte del mundo continuará su carrera?

UN CLUB DE CHAMPIONS

Hay solo 16 de entre los cuales escoger si Cristiano sigue abrigando la esperanza de jugar el torneo que se reanuda en febrero. Pero está por verse cuál de esos equipos puede costear su fichaje.

Un escenario soñado para el portugués sería jugar quizá por última ocasión con un club de elite. Pero tal vez su mejor oportunidad de ello consista en un contrato de corta duración, suscrito al concluir la campaña.

Karim Benzema, delantero del Real Madrid, ha quedado fuera del Mundial con Francia por una lesión. Es el mismo caso del senegalés Sadio Mané, del Bayern Múnich.

Quizá Cristiano sería una opción atractiva de emergencia para alguno de esos clubes, que temerían carecer de poder de ataque en la segunda mitad del año futbolístico.

OTRO CLUB DE LA PREMIER

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Chelsea contempló la posibilidad de un traspaso en el verano, sin embargo, este no se materializó.

Cristiano no pareció encajar a largo plazo con los planes del nuevo técnico Graham Potter, quien tiene, ya que lidiar con un delantero veterano, Pierre-Emerick Aubameyang.

Morgan, seguidor del Arsenal, está pidiendo que su club contrate a Cristiano. Pero el equipo, que lidera la Premier, ha invertido en la construcción de un plantel joven bajo las órdenes del estratega español Mikel Arteta.

Contratar a Cristiano constituiría un alejamiento de esos planes.

¿Puede el Newcastle, respaldado por las riquezas saudíes, sentirse tentado a emitir un primer argumento de su nuevo poder fichando a Cristiano bajo las órdenes de su flamante dueño?

REGRESO A CASA

Finalizar su carrera en el Sporting de Lisboa, donde la comenzó, sería un gesto simbólico de Cristiano. El club portugués podría darle además una vía de regreso a la Liga de Campeones en la próxima temporada.

Pero el crack tendría que aceptar una reducción considerable en su paga si se decantara por esa opción.

ARABIA SAUDITA

La única muestra seria de interés por Cristiano en el verano provino de Arabia Saudí. Aunque una mudanza allá sería probablemente la opción más lucrativa para él, representaría también un paso atrás en términos de sus ambiciones deportivas restantes.

Para empezar, le privaría de la oportunidad de ampliar su récord como máximo goleador en la Champions, con 140 dianas. Para terminar, le daría a su gran rival Lionel Messi, quien tiene 129, la posibilidad de rebasarlo.

MLS

Tal vez es tiempo de que Cristiano lleve su marca a Estados Unidos y se convierta en la mayor estrella que haya jugado jamás en la MLS.

No tendría esperanzas de igualar su salario más reciente. Y tendría que aceptar que han terminado sus días en la Liga de Campeones.

Pero para un jugador que tiene más de 500 millones de seguidores en Instagram, esta sería la oportunidad de mudarse al mayor mercado extracancha en el mundo. Y representaría una aventura.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.