Jeyvier Cintrón

Jeyvier Cintrón entró en calor en suelo japonés.

El púgil puertorriqueño retomó sus trabajos a poco menos de una semana de que enfrente al nipón Kazuto Ioka en una pelea por el cetro mundial de las 115 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) que se celebrará en el gimnasio general Ota-City. 

Luego de verse frente a frente con Ioka, Cintrón tuvo una ligera sesión de entrenamiento y esta madrugada tenía programado realizar otra para los medios en Tokio. 

“El entrenamiento estuvo perfecto. Fue un trabajo cómodo para mantener el peso. El trabajo fuerte ya lo realizamos”, indicó Cintrón en declaraciones escritas a EL VOCERO.

A solo tres días para el pesaje oficial, Cintrón, con marca de 11-0, 5 KO’s, está pesando 118 libras.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

“Fue un entrenamiento básico. Toqué el saco, pera y brincamos la cuica para sudar. Salimos a solo tres libras del peso oficial”, añadió el boxeador, quien arribó el martes a Japón y se ha aclimatado satisfactoriamente al frío y el horario.

“Poco a poco caí en tiempo. Son muchas horas de diferencia, así que es parte del proceso. Eso fue bien importante. En cuanto al clima, me he mantenido en el cuarto, además de entrenar. Aquí hace frío”, dijo Cintrón, quien marcha primero en las clasificaciones de la división supermosca.

El retador mundial e Ioka se vieron las caras previo a su combate durante una actividad para los diferentes medios japoneses. Para Cintrón, el momento transcurrió normal. “Todo fue muy profesional. Nos miramos seriamente. Quise que viera mis intenciones de ganarle. Todo fue súper bien”, dijo.

Ioka ha sido campeón mundial en cuatro divisiones diferentes (105, 108, 112 y 115). El boxeador con foja de 24-2, 14 KO’s expondrá su corona por primera vez tras vencer en junio por nocaut técnico al filipino Aston Palicte.