Belmont Tiz the Law Horse Racing

Tiz the Law, con el boricua Manuel Franco en la monta, es hoy candidato a ganar el Belmont Stakes, que este año no será la última carrera de la Triple Corona sino la primera debido al coronavirus.

NUEVA YORK — Tiz the Law voló el lunes en un entrenamiento de cara al Belmont Stakes, que este año pondrá en marcha la Triple Corona del hipismo estadounidense.

Con el puertorriqueño Manny Franco en la monta, el caballo de tres años cubrió 1,000 metros en 1:00.53 minutos, 1,200 en 1:12.86 y 1,400 en 1:25.28.

Generalmente la Triple Crona empieza con el Kentucky Derby en el primer sábado de mayo, seguido tres semanas después por el Preakness en Baltimore. Belmont es tradicionalmente la última de las tres grandes carreras, disputada a principios de junio, pero este año la pandemia del coronavirus obligó a cambiar todo.

El Derby se correrá el 5 de septiembre y el Preakness el 3 de octubre. Los administradores de Belmont decidieron montar la prueba en junio y sobre 1,800 metros en lugar de los 2,400 de siempre.

Tres caballos muy buenos quedaron afuera de Belmont: Nadal y Charlatan, ambos de Bob Baffert, por lesiones, y Maxfield, ganador de las tres carreras que disputó con el entrenador Brendan Walsh.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Entre los ejemplares que correrían figuran Basin (del entrenador Steve Asmussen), Dr Post (Todd Pletcher), Farmington Road (Pletcher), Gouverneur Morris (Pletcher), Max Player (Linda Rice), Modernist (Bill Mott), Sole Volante (Patrick Biancone) y Tap It to Win (Mark Casse).

Tiz the Law ganó su primera carrera en Saratoga en agosto y luego se impuso por cuatro cuerpos en la Champagne en Belmont. Completó su etapa de juvenil quedando tercero, muy cerca, en el Kentucky Jockey Club.

Después ganó por tres cuerpos la Holy Bull del Gulftream Park y por cuatro cuerpos el Derby de la Florida, el 28 de marzo.

“Llevo 50 años en esto”, dijo su entrenador Barclay Tagg. “No te quieres confiar demasiado, pero me impresiona tanto este potro que solo me fijo en él y no me preocupo de nada más”.