Barea

Barea aseguró estar listo físicamente para el reinicio de la temporada el 30 de julio con los Mavericks de Dallas. 

José Juan Barea todavía está pensando qué mensaje va a poner en el dorsal de su camiseta en lugar de su apellido. Pero lo que sí tiene claro es que será diferente.

El armador puertorriqueño de los Mavericks de Dallas en la NBA favoreció la idea del sindicato de jugadores de cambiar el apellido por un mensaje de justicia social.

“Yo estuve en esa reunión donde estuvieron unos cuantos jugadores y hablamos de ese tema. Y me parece tremenda idea. Es algo diferente. Es bien importante que cada jugador ponga lo que desee y lo que sea importante para él. Y si no quiere poner algo, pues que pueda poner su apellido. Pero me parece que es tremenda idea”, sostuvo Barea en una entrevista telefónica con EL VOCERO.

“Estoy pensando en eso. Quiero que sea algo en español, algo que represente a los latinos y a Puerto Rico. Creo que pondré algo, pero todavía no sé exactamente”, agregó.

El comisionado Adam Silver analiza el plan que busca crear conciencia sobre el racismo latente en Estados Unidos.

La NBA negocia con Nike, la marca que vestirá a los jugadores de los 22 equipos – entre ellos Barea – que jugarán a partir del 30 de julio en la burbuja de Walt Disney World Resort, en Orlando. Barea dijo estar preparado física y mentalmente para el reinicio de la temporada.

“Va a ser interesante. Algo bien diferente que nunca ha pasado en la NBA y también difícil porque vamos a estar lejos de la familia por buen tiempo. Aunque me dijeron que cuando los equipos pasen de primera ronda pues ahí podemos traer la familia. Pero es una buena idea reiniciar porque es algo que la fanaticada necesita”, comentó el canastero mayagüezano, quien regresaba ayer de entrenar del centro de práctica de los Mavericks en Dallas.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Todavía los jugadores de los Mavs están practicando de forma individual – según indicó Barea – y no practicarán en grupo hasta que lleguen a Orlando. Aunque dijo que ya están compartiendo, pero siguiendo las reglas de distanciamiento físico.

Comentó que la salida hacia la “Burbuja mágica” que implementó la NBA con estrictas medidas de seguridad será el 8 de julio.

“Creo que el plan de la NBA está bueno y la seguridad va a estar bien. Yo creo que no va a haber ningún problema con eso. He estado en reuniones y en todo tipo de conversaciones con los jugadores, y entendemos que la cosa va a estar bien”, señaló Barea.

“Las pruebas (al Covid-19) ya empezaron. Son un día sí y un día no; todas las mañanas. Por ahora en Dallas todo el mundo está bien, desde la familia hasta el staff. El primer día se la hicieron a toda la familia y si salen negativo pues lo dejan. Pero hasta ahora nadie salió positivo”, añadió.

En cuanto al tema de cómo afectará este reinicio a los Mavericks luego de mantener una sólida temporada regular hasta la pausa obligada en marzo, Barea resaltó la juventud del conjunto.

“Yo creo que esto va a afectar a todo el mundo. Pero el equipo que coja el ritmo más rápido, va a estar bien y eso es bueno para nosotros. Somos un equipo joven. Vamos a depender de Luka (Doncic) y (Kristaps) Porzingis. Pero va a ser interesante. Va a ser parecido a un mundial de baloncesto, que toma mucho tiempo y que uno está metido en el hotel. Vamos a ver”, manifestó el veterano canastero, quien desea volver nuevamente con los Mavericks el próximo año.

“Ahora mismo me siento mejor que en los últimos años. Tengo muchas ganas de jugar. Les dejé bien claro que quiero jugar el año que viene y así se los dejé saber”, apuntó el canastero quien está en su temporada número 14 en la NBA y la 11 con Dallas.