LVSF

La LVSF continuará insistiendo en el uso de mascarillas dentro de las canchas. 

La Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF) continuará vigilante al cumplimiento de los protocolos contra contagios por covid-19 en sus siete canchas.

El director de torneo, licenciado José “Picky” Servera, y el presidente de la Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV), doctor César Trabanco, repasaron algunas de las medidas de prevención en una misiva dirigida a los apoderados, tras una primera semana de torneo caracterizada por el abrumador apoyo de la fanaticada.

“Dentro de los asuntos que se recordaron, está que en los tiempos solicitados por los equipos se debe guardar distanciamiento físico. Hicimos hincapié en que no se pueden permitir las celebraciones de las jugadoras, que tenía que haber carritos de balones disponibles en los laterales de la cancha para el momento de los servicios y que debían estar disponibles las toallas para que las jugadoras secaran su lado de la cancha. Eran situaciones que no se hacían antes. Por eso se comunicó como recordatorio para que se cumplan”, precisó Servera a EL VOCERO.

También se le pidió a los apoderados que controlen las filas en las cantinas para respetar el distanciamiento físico de al menos seis pies y que los anunciadores recuerden con frecuencia a los fanáticos que deben utilizar su mascarilla en todo momento.

La LVSF entrará hoy en su segunda semana de acción con la visita de las Pinkin de Corozal a las Leonas de Ponce, en el coliseo Salvador Dijols. Mientras, las Changas de Naranjito defenderán su invicto ante las Grises de Humacao en el coliseo Emilio Huyke. Ambos partidos comenzarán a las 8:00 de la noche.

“Sabemos que todo es nuevo y difícil. Pero entendemos que se están cumpliendo con gran parte de las directrices. Habrá gente que pregunte por qué estamos siendo estrictos. Pero es que estamos cumpliendo. Si esperamos que se liberalice un poco más la práctica del deporte, pues debemos continuar trabajando con los protocolos al pie de la letra”, sostuvo Servera.

Previamente, el presidente de la FPV expresó preocupación porque hacía falta atar algunos eslabones del abarcador protocolo contra contagios, como el control en las cantinas, pasillos y escaleras. El pasado jueves, se calcularon 1,100 fanáticos en el duelo entre las Sanjuaneras de la Capital ante las Pinkin de Corozal y otros 1,025 espectadores en la visita de las Changas de Naranjito a las Leonas de Ponce.

La LVSF es la primera de las ligas profesionales de la Isla que comienza su torneo en pleno verano y en el marco de la reapertura del sector deportivo por la pandemia del covid-19. Del cumplimiento de sus protocolos depende en gran medida que se mantenga la apertura y que den inicio otros torneos como el Baloncesto Superior Nacional (BSN) y la Liga de Béisbol Doble A.