NFL

ARCHIVO - En foto del 29 de enero del 2020, el comisionado de la NFL Roger Goodell en conferencia de prensa antes del Super Bowl 54 en Miami.

La NFL no obligará a los equipos a crear “burbujas” locales en la postemporada. Así, los jugadores no estarán forzados a quedarse en hoteles de sus localidades, salvo en la noche anterior al partido.

“Los clubes no tendrán que alojar a los jugadores ni al personal en un hotel de la zona”, dice el memo que envió la liga a los equipos y que obtuvo ayer The Associated Press. “La decisión se basa en un análisis de la frecuencia de casos positivos en la liga, comparada con el riesgo de contagio entre jugadores y personal que esté reunido por un largo plazo en un hotel”.

Los equipos podrán seguir pagando el hospedaje a los jugadores que decidan mudarse a un hotel para evitar el riesgo de contagio de Covid-19 de su familia y compañeros durante la postemporada, dice el memorándum.

Cuando los equipos se hospeden en un hotel antes del partido, los jugadores y el personal tendrán que portar un dispositivo de rastreo hasta que regresen a sus habitaciones para dormir, ya sea para los partidos de casa o de visita.

La NFL también les recordó a los equipos que siguen prohibidas las reuniones en los hoteles, además de requerirles que todos los integrantes porten mascarillas y mantengan el distanciamiento social.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

En los playoffs, los equipos recibirán un reembolso por utilizar dos aviones cuando viajen para sus partidos de visita. Se mantiene el límite de personas que pueden viajar y la liga les recordó a los equipos que deben asignar los asientos de manera estratégica para reducir los contagios.

La NFL y la Asociación de Jugadores acordaron actualizar los protocolos de Covid-19 que incorporan nuevas pruebas, autorizan que distintas personas trabajen en los días del partido, extienden el tiempo para que regrese alguien que dio positivo pero es asintomático y extienden los análisis para familiares y prestadores de servicios de los jugadores, según el memo.

Cualquiera que dé positivo, pero no muestre síntomas podrá regresar 10 días después del primer análisis que haya confirmado la infección, y el equipo tendrá que notificar al doctor Allen Sills, el jefe médico de la NFL.

Empezando esta semana, cualquiera que dé negativo el día del partido podrá disputarlo.

Pero cualquiera que haya dado positivo, tendrá que superar la cuarentena antes de jugar. Ese jugador no podrá viajar con el equipo o quedarse en el mismo hotel la noche anterior al encuentro. Un jugador que sea considerado de alto riesgo por contacto podrá jugar si el día de partido es el primero tras el periodo de cinco días de aislamiento.