Shirley Ferrer

Shirley Ferrer (13) analizará ofertas para volver a jugar en el exterior tras la cancelación de la temporada femenina. 

Las voleibolistas en la Isla tenían esperanzas de volver a cancha. 

Pero eso no sucederá en la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF), ni mucho menos en la Liga de Voleibol Superior Masculino (LVSF). Al menos por este año. 

La atacante de las Indias de Mayagüez, Shirley Ferrer, así como el dirigente de las Llaneras de Toa Baja, Luis Aponte, lamentaron ayer la cancelación definitiva de ambos torneos al mismo tiempo que reconocieron la importancia de salvaguardar la salud en momentos de incertidumbre. 

“Todas teníamos las esperanzas de comenzar el torneo. Lamento la cancelación por el lado de que el voleibol es parte de mi vida, pero la salud es primero. Están pensando en la salud de nosotras y las demás personas”, indicó Ferrer en entrevista telefónica con EL VOCERO

La Junta de Directores de la LVSF votó el sábado 7-1 a favor de cancelar el torneo que había cumplido casi la mitad de su temporada regular. El único equipo que votó para la reanudación fue precisamente el que dirige Aponte. 

“Ahora mismo hay una incertidumbre de cómo estamos y hacia dónde vamos como país. Esto de la pandemia, poco a poco ha mejorado, pero no sabremos qué pasará en varias semanas o un mes. Si tomaron la decisión mayoritaria, a lo mejor era lo que convenía”, mencionó el técnico. 

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Esta es la segunda vez en menos de seis meses que se cancela la temporada femenina. La Junta de Directores de la liga determinó en diciembre cancelar la campaña en medio de una disputa por el regreso de las Pinkin de Corozal a la liga.

Ferrer declinó jugar en el exterior para regresar al torneo local, al igual que la veterana Aury Cruz, quien se unió a las Amazonas de Trujillo Alto para hacer su regreso tras una década de ausencia. Sin embargo, Ferrer ahora explorará sus ofertas en el voleibol foráneo nuevamente. 

“Estaba escuchando ofertas. Tengo que escuchar ofertas que pueden llegar y luego decidir. Tenemos que ver cómo se va a manejar y si hay seguridad de que se jugará (el próximo año). Esta situación me pone a pensar en qué ofertas me conviene y eventualmente llegará esa decisión”, dijo. 

Por su parte, Aponte recibió dos duros golpes en cuestión de horas. El técnico también trabaja como piloto de los tetracampeones Mets de Guaynabo en la LVSM. La votación de Junta de Directores, en este caso, fue 5-2 a favor de que no se realizara la temporada. 

“El voleibol ha cogido muchos golpes en los últimos años y ha podido sobrevivir. Mucha gente dice que con esto puede ser final. Aquí hay gente que le importa el deporte, apoderados echando sus equipos hacia adelante y hay talento. Definitivamente, son dos golpes corridos. La verdad es que me he puesto a pensar. Hace muchos años no me tomaba un descanso del voleibol. Quienes trabajan en esto, saben lo sacrificado que es. Quiero ver esto como un descanso para dedicarle tiempo a mi familia e hijos”, puntualizó el dirigente.